Los gatos también tienen acné, aunque con unas particulares distintas respecto a los humanos. Sigue leyendo y descubre qué es el acné felino y cuáles son las posibilidades de tratamiento para tu cuadrúpedo compañero. 

Hay una cuestión que tenemos que tener clara, y es que no está condicionado a una determinada edad. Esta enfermedad cutánea, al igual que la sarna, se puede dar en cualquier momento. Hay una diferencia con los humanos, puesto que en los segundos es más habitual en la juventud. Tampoco hay razas que estén libres de padecerlo. 

El acné felino puede darse a cualquier edad y en cualquier raza, siendo importante tomar medidas preventivas si tu gato tiene tendencia a padecerlo.

En segundo lugar, y no menos importante, el acné gatuno tiene varias posibilidades de tratamiento (que siempre determinará un veterinario).

Pero, como principio general, lo adecuado es implementar medidas preventivas. No está de más, pues, que sepas cómo ayudar a tu peludo amigo.

Las causas del acné en los gatos

Lo cierto es que no hay una explicación unívoca de causa o consecuencia de las razones que generan el exceso de actividad de las glándulas sebáceas. Ahora bien, sí hay factores que contribuyen al acné, como problemas en el crecimiento del pelo, inmunológicos o infecciosos

La sintomatología del acné en los felinos es variada y puede ser más o menos problemática. Lo más habitual es que tengan comedones, alopecia, costras, pápulas y eritema. Es cierto, sin embargo, que la gravedad del caso varía enormemente en función del ejemplar. 

Tratamientos para el acné felino

Lo primero que hay que señalar es que para los gatos con acné, la prevención adquiere mayor importancia. La higiene se puede mejorar limpiando la barbilla después de la comida y utilizando comederos de cerámica o metal. Como principio general, te convendrá evitar el contacto de tu amigo con el plástico. 

Por otra parte, los tratamientos veterinarios son de varios tipos y dependen de la gravedad. Cuando se trata de un caso no grave, se puede tratar con jabón de clorhexidina. En otros casos, se hará necesario que tu gato se someta a tratamientos con corticoides o antibióticos.  

El acné felino puede darse en cualquier momento de la vida de tu mascota. Por lo tanto, conviene estar alerta y tratarlo cuando haya síntomas. Comparte este artículo en tus redes sociales para que más personas como tú sepan cómo ayudar a su mascota.