La raza bernedoodle es un cruce entre caniche y boyero de Berna cuyo resultado es adorable. Si te estás planteando adoptar o ya tienes un perrito de esta raza, no te pierdas las siguientes líneas. 

Características del bernedoodle

Esta, es una raza relativamente nueva, ya que surgió en 2003 como cruce entre el boyero de Berna (berne-) y el caniche (-doodle), aunque existe una variación: el bernedoodle australiano, mezcla con labradoodle. 

Este perro suele ser de tamaño grande, aunque existen varios tipos: toy (entre 4-11 kg), pequeño (entre los 11-22 kg) y estándar (entre los 30-40 kg). 

En función de la camada, algunos ejemplares pueden lucir pelo liso o rizado, ambos hipoalergénicos, motivo por el que se ha vuelto una raza muy popular. Proporcionado y de ojos medianos, suele contar con pelaje tricolor (negro, blanco y fuego). 

Carácter del perro bernedoodle

Es un perro pacífico y reservado.

Suele entablar lazos muy profundos con sus dueños y por ello resulta muy desconfiado con las nuevas personas.

Además, no le gusta la soledad, por lo que tiende a la depresión o ansiedad al separarse del dueño.

Si el bernedoodle es criado junto a otros perros, desarrollará un gran afecto por sus compañeros. 

Cuidados de los perros de esta raza

El bernedoodle es una raza que requiere de mucho ejercicio físico a una intensidad moderada-alta, ya que se trata de un perro muy enérgico. Puedes combinar paseos tranquilos con otros juegos o actividades. 

Respecto a la alimentación, siempre dependerá del tamaño del perrito, aunque recomendamos elegir alimentos de gran calidad, por ejemplo a base de pienso, comida casera o una dieta que combine ambos.

Si tu bernedoodle tiene el pelo rizado, recomendamos cepillarlo de forma regular (de dos a tres veces por semana). 

¿Has adoptado un perro de la raza bernedoodle y no sabes por dónde empezar? ¡Consúltanos!