Bolas de pelo en gatos: Cómo detectarlas y prevenirlas

¿Cuántas veces habrás visto a tu mascota lamerse las patitas? ¿Cientos? ¿Miles? Estos felinos son muy aseados y limpitos. Pero esa misma higiene puede derivar en que las bolas de pelo de los gatos se acumulen en el sistema digestivo. Te explicamos cómo prevenirlas y detectarlas.

Las bolas de pelo derivadas del aseo de los gatos pueden generar obstrucciones en el sistema digestivo.

Los gatos sienten la necesidad de estar constantemente acicalándose. De hecho, son una de las mascotas más limpias que puedas encontrar.

Gracias a la textura rugosa que poseen en la lengua, estos elegantes animales mantienen su pelaje en perfecto estado durante mucho tiempo (aunque de vez en cuando tienes que darles un baño, por supuesto).

A consecuencia de este amor por la pulcritud, los mininos, sobre todo aquellos que tienen el pelo largo, pueden amontonar bolas en el estómago o el intestino. Cuando hablamos de ingestas de cantidades normales, generalmente se suelen expulsar a través de las heces sin ningún problema. Pero en épocas de muda o en casos en los que el gato pierde más pelo de lo normal por cuestiones dermatológicas, pueden producirse algunas patologías al no tener la capacidad necesaria para expulsarlo.

bolas-de-pelo-gatos

Síntomas que deben comenzar a alarmarte

Existen muchas razones para que un gato no coma con normalidad. Una de ellas puede ser la existencia de bolas de tejido que obstaculicen el tránsito normal de los alimentos ingeridos. Los vómitos frecuentes (sobre todo si en ellos observas una cantidad anormal de pelo) o el estreñimiento también pueden ser síntomas de este mismo problema.

Por otra parte, si tu mascota se encuentra algo decaída y sin ganas de hacer sus juegos o rutina de siempre, también puedes empezar a sospechar. Es importante que sepas reconocer el lenguaje corporal de tu peludo amigo y no confundir el simple aburrimiento con una enfermedad veterinaria.

Cómo prevenir las bolas de pelo de gato

1. Cepillado constante

Deberías cepillar a tu gato, como mínimo, una vez a la semana. Si tu minino es de pelaje largo o está perdiendo mucho pelo, te aconsejamos que lo hagas a diario. De esta manera, habrá menos pelos muertos que terminen en el estómago de tu mascota.

2. Malta para gatos

Este producto es una especie de pasta que se le da de comer directamente a los gatos. Ayuda a que no se le formen bolas de pelo en el intestino.

Está especialmente creada para que a los felinos les resulte apetitosa. Por lo que no es difícil hacer que se la coman.

En caso de que no quiera, solo deberás mancharle una patita con malta. Así la ingerirá sin darse cuenta al lamerla para limpiarse.

3. Alimentos con fibra

Estos productos alimenticios ayudarán al gatito a evacuar la mayor cantidad de pelos posible a través de las heces. Existen incluso sustratos de semillas de calabaza o cebada (a las que solo hay que echar agua y esperar a que la hierba crezca) para que el felino coma directamente la fibra de las plantas.

Seguro que a partir de ahora sabrás diferenciar claramente las bolas de pelo en gatos y tomarás las medidas oportunas para prevenirlas. Con unos simples cuidados seguro que tu ronroneante compañero no genera este tipo obstrucciones intestinales. Pero si llega un punto en el que no sabes exactamente qué es lo que le pasa o cómo acabar con la obstrucción, mejor visita nuestros centros veterinarios. Os ayudaremos a que ambos volváis tranquilos a casa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
2019-02-07T12:24:50+00:00