Seguro que en más de una ocasión has visto una especie de “bolsa” o pellejo colgando en la parte baja de tu gato o, incluso, ¡en el tuyo propio! Sin embargo, lejos de preocuparte, debes saber que este elemento se trata realmente de la bolsa primordial de los gatos. Te contamos de qué se trata, sus causas y qué animales suelen lucirla.

¿Qué es la bolsa primordial?

A estas mascotas también les sale tripita. Pero las causas no son las que imaginas. De hecho, muchas veces decimos aquello de “a mi gato le cuelga la barriga” y pensamos que la presencia de ese saco ubicado junto a las patas traseras se debe al sobrepeso. Pero nada más lejos de la realidad.

Lejos de ser un síntoma de sobrepeso, la bolsa primordial permite a nuestro gato luchar y correr mejor. Mantenerse ligado a su pasado más exótico y salvaje.

Esa “barriga” se trata de la bolsa primordial, habitual en algunas razas de gatos, especialmente al alcanzar la edad adulta. Conocida como “primordial pouch” en inglés, se trata de un exceso de piel y grasa que se asemeja a la piel flácida en las personas con sobrepeso que han adelgazado en exceso.

De hecho, si te preguntas en un primer momento si está relacionado con un problema de peso, solo tienes que palpar sus costillas. Si no las encuentras, significa que tu gato puede estar más gordito de lo normal. El mejor truco para diferenciar este problema de la presencia de una bolsa primordial.

¿Por qué a mi gato le cuelga la barriga?

La naturaleza es sabia y se apoya en una herencia marcada por una necesidad concreta. Así que cuando te vuelvas a preguntar por qué le cuelga la barriga a los gatos, recuerda que la bolsa primordial está ahí por una razón. O, en concreto, tres motivos:

  • Protección: cuando los gatos se pelean, suelen colocarse panza arriba y utilizan sus patas traseras para arañar. La presencia de bolsa primordial justifica la necesidad del animal de protegerse para la lucha. O al menos, sí sus antepasados más felinos y salvajes. Puede que tu gato no siga en las selvas de India pero sigue necesitando un aliado para la defensa. Recuerda que los gatos ven el mundo de forma diferente.
  • Almacenar comida: esta barriga permite a los gatos guardar reservas en caso de hambruna o falta de comida. Puro instinto.
  • Flexibilidad: el exceso de piel en esta zona le permite al animal estirarse con mayor facilidad y así correr más rápido en caso de necesidad.

¿Qué razas tienen bolsa primordial?

No todos los gatos lucen bolsa primordial. De hecho, existen unas razas concretas propensas a lucir este saco al entrar a la edad adulta.

De modo que si tu mascota crece y comienzas a verle “barriga”, el problema no es de la alimentación ni la falta de ejercicio.

El motivo se debe a que tu minino es de raza pura como el mau egipcio (¡una de las razas de gatos pequeños que no crecen!), pixie bob, bobtail japonés o gato de Bengala.

Porque tal y como aseguran muchos expertos, la bolsa primordial de los gatos, lejos de ser un elemento paródico o “gracioso”, es un símbolo de la naturaleza de un animal que aún conserva su pasado salvaje en un mundo moderno. ¿Cómo te quedas?