La brucelosis canina es una de las principales enfermedades que afectan al aparato reproductor de los perros. ¿Quieres saber cuáles son los principales síntomas y tratamientos? Sigue leyendo y descúbrelos. 

Qué es la brucelosis en perros

La brucelosis es una infección causada por la bacteria brucella canis. El principal problema que genera son daños en los aparatos reproductores masculino y femenino. Si bien raramente es mortal, sí puede derivar en problemas más serios a las hembras si están embarazadas.

La brucelosis canina afecta al aparato reproductor de machos y hembras, causando abortos o esterilidad permanente.

Otro aspecto importante que tienes que conocer es que la brucelosis afecta a todas las razas y edades, aunque pueda ser más grave en algunos casos. Por lo tanto, la actuación preventiva sería la misma para todos los ejemplares. 

Síntomas de la brucelosis canina

Lo primero que hay que señalar es que esta enfermedad solo se manifiesta cuando ya está en una fase avanzada. Esta infección bacteriana tiene un periodo previo de incubación, por lo que, una vez que haya síntomas visibles, es imprescindible actuar cuanto antes. 

El principal síntoma es la fiebre, pero poco después ya se dan abortos espontáneos o esterilidad. Es importante señalar que esta enfermedad es zoonótica, es decir, se puede transmitir de los animales a los humanos a través del contacto con los excrementos. 

Las secuelas de la brucelosis en los perros dependerán del momento en que se haya detectado y empezado a tratar la patología. En algunos casos son permanentes y tienes que saber que no existe una vacuna. Ese es el motivo por el que, al menor síntoma, hay que ir al veterinario.

¿Qué tratamiento hay que aplicar?

Lo más habitual es que la infección se trate con antibióticos, y estos, en general, son efectivos. Pero también puede ser necesario un tratamiento a medio plazo para solucionar el problema. La idea es que se elimine cuanto antes la carga bacteriana.

La conclusión a la que debes llegar es que brucelosis canina es una enfermedad potencialmente peligrosa y que se tiene que tratar cuanto antes. Comparte este artículo en tus redes sociales para que otros propietarios de mascotas también la conozcan.