Tener un cerdo como mascota: Lo que necesitas saber

cerdo-mascota

 

“¿Será limpio? ¿Crecerá demasiado? ¿Será cariñoso?”

Son cientos las preguntas que asaltan a las personas que se plantean tener un cerdo como mascota. Muchas de ellas se basan en el más absoluto desconocimiento de esta fantástica especie.

Vamos a resolver este problema explicándote todo lo que debes saber sobre estos sonrosados animales.

 

 

Aspectos a tener en cuenta antes de adoptarlo

Estos cuadrúpedos pueden ejercer el papel de animal de compañía tan bien como cualquier perro. De hecho, aprenden muy rápido a través de los refuerzos positivos y tienen una gran memoria. Necesitan mucho cariño y atención. No obstante, hay que tener especial cuidado en poner límites a su curiosidad y su natural ansia de exploración para que no se metan en líos.

Aunque les encanta pasear y se adaptan bien a hacerlo con compañeros perrunos, no necesitan tantos paseos como aquellos. Esto se debe a que aprenden muy rápido a hacer sus necesidades en una cajita con arena. Sin embargo, intenta que haga ejercicio con regularidad para cuidar su salud y controlar su peso (aunque mínimo llegará a los 25 kilogramos).

Por desgracia, muchos de ellos son abandonados al llegar a la edad adulta porque sus dueños consideran que son demasiado grandes. En consecuencia, te aconsejamos que, en lugar de comprar, adoptes un cerdo doméstico en cualquier refugio. Como es evidente, necesitan una familia que les cuide y les de cariño. ¡Y durante mucho tiempo! Ya que pueden llegar a vivir hasta 20 años, convirtiéndose así en una de los seres vivos más longevos que puedes adoptar.

 

Cuidados y necesidades de un cerdo doméstico

En primer lugar, debemos saber que, al igual que ocurre con otros animales, necesitan una zona confortable para dormir. Para ello puedes hacerte con una camita para perros que se adapte a las dimensiones de tu nuevo amigo.

Por otra parte, ten en cuenta que necesitan poder excavar. Por ello debes tener una zona acondicionada para que satisfaga esta necesidad. Como una terraza grande (con zonas de tierra) o un jardín.

Respecto a la higiene, los cerditos de mascota son mucho más propensos a los baños que los perros. Deberás darle un baño como mínimo una vez cada 3 meses. Además, debes cuidar mucho su piel, pues la razón por la que les gusta revolcarse en el barro es por protegerla e hidratarla.

Por último, recuerda que tu nuevo amiguito necesita vacunas, chip, revisiones y, en general, asistencia veterinaria para garantizar al máximo su bienestar. Si necesitas más información a este respecto, solo tienes que visitar uno de nuestros centros.

 

cerdo-mascota

 

Alimentación de los cerditos de mascota

Estos mamíferos son omnívoros, al igual que el ser humano. Le puedes dar de comer fruta, verdura, cereales, etc. Te aconsejamos que evites los piensos de granja, ya que lo usan para cebarlos y puede afectar a su salud.

De todas formas, este pequeño (considerado uno de los animales exóticos domésticos más comunes) no debe cambiar su alimentación de golpe. Por ello es recomendable que antes de adoptarlo preguntes en el refugio el tipo de comida que estaba consumiendo. También puedes acercarte a nuestro centro veterinario para una información más detallada sobre la dieta más adecuada para él según su edad y peso.

 

Ahora ya sabes cuáles son todos los cuidados y necesidades de un cerdo como mascota. Solo tienes que darle todo el cariño y mimos para que se sienta querido. ¿Quieres más información sobre estos animales u otros en general? Síguenos en redes sociales y estarás a la última.

 

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-06-27T08:18:58+00:00