La cobaya es un simpático roedor que muchas personas tienen como mascota. ¿Quieres conocer mejor los cuidados de una cobaya para que se sienta sana y feliz? No te preocupes, te echamos una mano.

Las cobayas necesitan una alimentación rica en vitaminas y fibra para no ganar peso.

Los cuidados para cobayas son sencillos, pero es importante que los sigas de forma metódica. La idea es que tu compañero esté a gusto y que tenga una buena calidad de vida. Por regla general, tienes que recordar que su esperanza de vida es de entre 6 y 8 años.

Si estás interesado en saber cómo cuidar a tu mascota, la buena noticia es que es fácil. Solo tienes que seguir estas pautas y, sobre todo, darle cariño a tu amigo. Recuerda que estos mamíferos roedores, aunque no se comportan exactamente igual que las ratas domésticas, también son gregarios y que agradecen que se interactúe con ellos.

Es bueno que laves a tu cobaya cuando la veas sucia utilizando jabón y agua tibia. Por otra parte, no te olvides de cepillarla para quitar el pelo muerto, sobre todo en las razas de pelo largo. La jaula se debería limpiar una vez a la semana (cambiando el lecho) y desinfectarse una vez al mes.

El criterio que tienes que seguir para lavar bien a tu cobaya es el sentido común. Los productos que utilices tienen que ser específicos para que esta no tenga ningún problema de salud. Recuerda que este punto es importante para evitar las reacciones alérgicas.

Cuida su alimentación

Las cobayas tienen que alimentarse con pienso específico, frutas, verduras y heno. Es importante que tu mascota consuma una alta cantidad de vitamina C y de fibra porque, así, tendrá todos los nutrientes que necesita y no engordará. Por otra parte, asegúrate de que siempre tiene el bebedero lleno.

Como principio general, es recomendable que combines todos los días las frutas, el pienso y el heno. Esta es la mejor manera de conseguir para tu mascota un balance nutricional equilibrado. Piensa que las cobayas tienen tendencia a engordar en cautividad.

Permite que pasee de vez en cuando

Las cobayas necesitan movimiento y eso se puede conseguir con una jaula grande o liberándolas de vez en cuando. Si puedes, es bueno que la sueltes para que pasee por casa o por el jardín. Eso sí, recuerda que es un roedor al que le encanta morder todo, así que tendrás que supervisar el paseo.

Si quieres que los cuidados de una cobaya sean óptimos, la jaula ha de tener un tamaño mínimo. Las medidas indicadas para que no haya problemas es que sean  de 120x60x45 centímetros (como mínimo) por cada ejemplar. Esto permitirá que tu amiguita se pueda mover con soltura.

Juega con ella

Las cobayas tienen que moverse todos los días y necesitan interactuar con otros seres. Como animales gregarios que son, si no tienen al lado a un semejante, necesitarán la compañía y atención de otros seres. Es aquí donde entras tú para ayudar a que sea feliz.

Las cobayas se acostumbran a ver a su amo y jugarán con él. Te animamos a que dediques todos los días un rato a este ejercicio. La idea es que estos animales puedan jugar y, por qué no, azuzar su ingenio para que tengan una mejor calidad de vida.

Llévala al veterinario

El veterinario tiene que consultar con cierta frecuencia el estado de tu mascota. Lo ideal es que lleves a tu cobaya con una frecuencia semestral, aunque esta se tendrá que acortar si ves algún problema. Cuando esto suceda, tendrás que llevarla de inmediato.

Hay que tener en cuenta que las cobayas pueden contraer infecciones o padecer enfermedades endógenas. Es verdad que con la higiene, la alimentación y el ejercicio puedes hacer mucho por reducir el riesgo. Pero, en cualquier caso, es positivo que te anticipes a cualquier problema que pueda tener.

Los cuidados de una cobaya no son, como ves, difíciles de aplicar. Comparte este artículo en tus redes sociales para ayudar a otras personas que tengan cobayas a atenderlas como se merecen.