Cómo bañar a un gato correctamente

como-bañar-a-un-gato

Si fuera necesario ¿sabrías cómo bañar a un gato? Todos tenemos la imagen de que son animales muy aseados y siempre los vemos auto acicalándose. Y es que aunque sean muy cuidadosos ellos mismos con su higiene y aspecto, los gatos se bañan de vez en cuando, pues ellos también acumulan suciedad y residuos en su piel. Cuando llega la hora, ¿cómo debemos proceder con nuestros felinos?

 

Consejos para bañar gatos

Uno de los mitos que rodean a los felinos, es que repelen el agua, que no les gusta nada. Como en muchas otras cosas, no es justo generalizar. Algunos odian el agua y otros no. Pero todos ellos pueden acostumbrarse.

Estos consejos serán muy útiles para que aprendas cómo bañar a un gato adulto:

Antes de meterlo en el agua se recomienda cepillar su pelo para eliminar nudos y relajar su nerviosismo. Y es que los animales se contagian de nuestro estado de ánimo. Por ello, es importante que los dueños estemos tranquilos para aprender cómo lavar a un gato.

Durante el baño para gatos éstos pueden deslizarse y perder el equilibrio. Para evitarlo, lo mejor es utilizar una alfombra antideslizante. No obstante, cuando vayamos a proceder a bañar gatos, tenemos que tener a mano lo que vayamos a necesitar. Sujetar a nuestro minino será suficiente.

El champú que usemos debe ser específico para ellos, lo encontraremos en tiendas de animales y lugares especializados. Nunca hay que utilizar los productos que se han fabricado para seres humanos. La esponja con que frotaremos también será especial para mininos.

El agua tiene que estar tibia. Así, la “resistencia” del gato bañándose será menor. Para evitar que el agua penetre en los oídos lo mejor es utilizar algodones. Pero, ¿cómo introducirlo en el agua? Poco a poco. Lo mejor es agarrarlo por la nuca con una mano y en su cuerpo con la otra. La última parte a mojar será la cabeza.

Lo normal es que, cada vez que hay que bañar a los gatos, el animal se sienta incómodo al estar lleno de jabón. Es en ese momento cuando tenemos que tranquilizarlo. Después, lo aclararemos echando agua desde la nuca hacia detrás y liberando también su pequeña cabeza.

como-bañar-gato

Cuando se puede bañar a un gato

Lo mejor es acostumbrarse a bañar gatos desde que estos son pequeños. Esta costumbre será mucho más efectiva que lavarlo por primera vez cuando es adulto.

Para comenzar con el gatito cachorro, lo pondremos un recipiente con agua cerca de su zona de juego, e intentaremos que se vaya acercado de vez en cuando. De esa forma se familiarizará con el agua y poco a poco lo verá como algo normal. Incluso puede que él mismo termine metiéndose.

Cómo secar a un gato

Ahora que ya sabes cómo bañar a un gato, conviene que sepas cómo proceder con el secado. Usaremos una toalla específica. Pero no hay que frotar con movimientos que puedan alterar a nuestro minino o incluso dañarlo. En el caso de que el minino tenga el pelo corto, si se trata de un espacio sin corrientes frías, a una temperatura más o menos suave, puede terminar de secarse él solo.

Otra opción es el secado utilizando un secador. Lo haremos así si el pelo de nuestro amigo es largo o semi largo. A la hora de aplicarlo hay que tener precauciones, sobre todo las primeras veces. El animal se asustará al oír el secador. Poco a poco, a la mínima velocidad del aparato, iremos secando su pelo a poca temperatura a la vez que peinamos a favor del área de nacimiento del pelo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
2017-11-10T12:46:03+00:00
Paste your AdWords Remarketing code here