Los gatos son animales muy juguetones pero, eso sí, cuando a ellos les apetece. Si quieres saber cómo jugar con un gato en casa, seguro que estos consejos te interesan. Toma nota porque tú y tu amigo lo disfrutaréis.

Lo primero que has de tener presente es que los gatos disfrutan más cuanto mayor sea su espacio. Esto significa que deberías reducir las zonas vetadas al mínimo imprescindible.

Además, como son tan independientes (por eso querrán entrar a las estancias que quieran cuando quieran), el lenguaje corporal te dará pistas del momento en que quieren jugar.

Los gatos tienen una propensión natural al juego que puede y debe ser estimulada por sus amos.

Por otra parte, recuerda que cada mascota tiene un temperamento distinto en función de varios factores. Las razas juegan un papel importante, pero también la edad y las experiencias anteriores. Aún así, tienes que saber que, en general, a los gatos les gusta jugar.

Dedícale un rato a tu compañero

Los gatos jóvenes que están tumbados todo el día solo lo están por dos motivos: o por enfermedad o porque se han acostumbrado a no hacer nada. Si le dedicas un tiempo cada día a tu minino para jugar, lo más probable es que este no tarde en ser receptivo. Eso sí, sacar tiempo para ello depende de ti.

Utiliza juguetes para gatos

Hoy hay multitud de juguetes para gatos en el mercado, tanto convencionales como tecnológicos. Puedes utilizar pelotas para que las tenga que perseguir, telas que pueda morder y tirar de ellas y, cómo no, los punteros láser que tienen que perseguir. Todas estas alternativas harán que tu compañero pase un rato divertido.

Sé imaginativo

Hay varias opciones de juego alternativas que pueden ser muy divertidas. ¿Por qué no probáis a jugar al escondite? Puedes utilizar algunos elementos estratégicos para que tu felino te dé esquinazo. También puedes optar por juegos de resolución de problemas básicos, recuerda que los gatos son muy inteligentes y hacen asociaciones de ideas rápidamente.

Comparte este artículo en tus redes sociales para que otros sepan cómo jugar con un gato en casa!