Los gatos, al igual que otros mamíferos, ven el mundo de forma distinta a como lo hacen los humanos. A veces tendemos a pensar que tienen las mismas capacidades oculares, pero no es así. Te explicamos cómo ven los gatos el mundo porque, igual, te sorprendes. 

Los gatos tienen un campo de visión más amplio que los humanos, lo que les permite localizar mejor a sus presas.

Lo primero que hay que recordar de los felinos es que son depredadores. Esto significa que, en condiciones normales, tienen la visión perfectamente adaptada para cazar a sus presas. Por otra parte, hay que destacar que en función de la raza, la edad o las circunstancias del entorno, hay gatos que ven mejor o peor. 

Los ojos de los gatos son más grandes

Cualquier gato tiene un tamaño de ojos mucho mayor que el que tienen los humanos, sobre todo si lo comparamos en proporción a su cuerpo. El motivo es que necesitaban una buena visión para cazar, y la evolución hizo el resto. 

El campo de visión es mayor

El campo de visión de los gatos es mayor que el de los humanos, también para cazar mejor. La diferencia no es abismal, pero estos animales tienen un campo de visión de 200 grados, mientras que los humanos no pasan de los 180. Hay que recordar que el gato, al ser carnívoro (no omnívoro, como el ser humano), necesita ver mejor. 

Los gatos ven mejor según el momento del día

La cultura popular ha asociado los gatos a la noche y, en cierto modo, tiene todo el sentido. Los ojos de los felinos están adaptados a la luz tenue y ven mucho mejor que los humanos en estos contextos; de hecho, es cuando mejor ven. Por eso, los gatos ven en la oscuridad, pero más borroso durante el día. 

La visión de los colores

Los gatos no ven en blanco y negro, al igual que los perros.

Eso sí, son daltónicos, lo que significa que solo ven determinados colores de la paleta cromática.

Los gatos ven a color, concretamente el azul, el verde y el amarillo, pero hay colores que no existen para ellos. 

Saber cómo ven los gatos el mundo es muy útil si tienes uno o, simplemente, quieres conocer mejor su comportamiento. Comparte este artículo en tus redes sociales para que otras personas conozcan mejor la mirada felina.