Por qué debes cortar las uñas de tu gato

cortar-unas-gato

 

Las uñas son la herramienta de vida de los gatos, a través de ellas pueden comunicar, defenderse, trepar y cazar. Al ser estas una extensión más de su cuerpo que utilizan de forma recurrente, es necesario entender que son parte de su naturaleza y son indispensables para que estos tengan un estilo de vida satisfactorio.

Hay muchas opiniones encontradas cuando se aborda el tema de cortar las uñas a los gatos. Muchos propietarios se preguntan: “cortar las uñas a mi gato, ¿por qué es tan difícil?”:

Lo primero que tenemos que tener presente es el tipo de gato al que nos estamos refiriendo. Los gatos callejeros y los gatos domésticos son diferentes por las condiciones de vida a las que están expuestos.

Los gatos domésticos, al pasar gran parte de su vida dentro de un espacio artificial cerrado, normalmente no tienen acceso a elementos de la naturaleza que puedan utilizar para ejercer procesos naturales, cómo afilarse las uñas, rasgar o trepar.

De igual forma, en este tipo de espacios cerrados hay mayor concentración de microorganismos y bacterias. Esto produce un mayor riesgo de que el gato pueda sufrir de hongos, espolones y otro tipo de enfermedades en las patas y las uñas. Quitar las uñas a los gatos puede ser un factor que afecte a su salud.

Por estas razones, los especialistas aconsejan que a los gatos domésticos se les corte las uñas con cierta regularidad y con las debidas precauciones para no dañarlos.

 

como-cortar-unas-gato

Cómo cortarle las uñas a un gato

Lo primero es hacerlo con el tiempo necesario y con un cortaúñas adecuado para gatos, esterilizado.

Es buena ideal sujetar al animal entre dos personas, de una forma suave. Una de ellas, sujetará la pata del animal desde detrás, intentando que quede extendida hacia adelante. La otra persona sujetará cada uno de los dedos a cortar, para no tocar por donde pasan los vasos sanguíneos. Nos aseguraremos de no mover las uñas en ninguna dirección, cortando solo de 1 a 2 milímetros máximo sin llegar a tocar la zona rosa de la uña. En esa zona se lleva a cabo un proceso de vascularización.

Cuando sea imposible cortar las uñas a un gato agresivo, hay que hacerlo con el animal dormido.

En todos los casos, hay que considerar que el gato requiere refuerzos positivos. Hacer las cosas “por las malas”, no funcionará.

Servirá de mucha ayuda tener a mano un regalo, una golosina, etc., con la que premiar al gato. De esta forma conseguiremos que el animal asocie el cortar las uñas como algo positivo, una experiencia grata, y mostrará una mayor predisposición.

 

cortar-unas-gato

¿Cuando cortar las uñas a un gato por primera vez?

A las mascotas del hogar se les debe enseñar hábitos y los gatos no escapan de esta norma. En sus primeros 3 meses, el animal está en un periodo de adaptación al hábitat, por lo que se recomienda crear el hábito durante ese periodo. Esto no quiere decir que cortarle las uñas a un gato adulto no domesticado sea imposible, sino que se recomienda un adiestramiento desde pequeños para evitar que en el futuro sea una tarea problemática.

Pero ¿cada cuánto hay que cortar las uñas al gato? Lo recomendable es un periodo mínimo de 15 días desde el último corte.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2017-06-15T12:09:06+00:00