Aunque llegan al mundo con los párpados cerrados, ¡tranquilo! Solo necesitan de un poco de paciencia y muchos mimos para adaptarse perfectamente. Te contamos cuándo abren los ojos los gatos.

Si alguna vez has presenciado el nacimiento de una camada de mininos, sabrás de lo que estamos hablando. Pero si se trata de tu primera vez quizás te asustes cuando descubras que, al nacer, los gatitos llegan al mundo con los ojos cerrados. Este aspecto, como otros muchos, está relacionado con el período prenatal y neonatal de su madre.

Los gatos suelen contar con un período de gestación de entre 57 y 68 días hasta que se produce el parto. Durante este tiempo, es vital que nuestra mascota cuente con los mejores cuidados y un rincón propio en el que descansar.

Al llegar el parto, una hembra suele dar a luz a una cámada de entre 4 y 5 cachorros. Durante este período neonatal, los gatos bebés están ligados a su madre, ya que su sistema locomotor (huesos, músculos o articulaciones) es aún muy débil. Por ese motivo, tienen los ojos cerrados durante unos días.

¿Cuándo abre los ojos un gato recién nacido?

Al depender de su madre, el gatito pasa gran parte de sus primeros días en el nido. Si se atreve a moverse, quizás se caiga o camine algo desorientado, por lo que debemos estar pendientes para que no sufra un accidente.

Los gatitos tardan entre 9 y 15 días en abrir los ojos y un mes en identificar todo su entorno antes de comenzar a socializar.

El gato tendrá los ojos cerrados gran parte del tiempo, pero esta condición es solo temporal.

Generalmente los mininos abren los ojos entre sus 9 y 15 primeros días de vida, aunque en ocasiones pueden tardar unos días más.

Además, y esto es de lo más curioso, los cachorros nacen con un color de ojos azul que poco a poco va transformándose en su tonalidad definitiva.

Un momento mágico que supone el despertar definitivo de nuestra nueva mascota, tan suave y pequeñita.

¿Cómo ven los gatos bebés?

Abrir los ojos forma parte del período de adaptación de cualquier gato, algo que también ocurre con otros sentidos. Por ejemplo, el cachorro desarrolla antes el gusto, el olfato y el tacto, ya que sin ellos no podrían identificar a su madre ni mamar para sobrevivir.

Respecto al sentido del oído, aunque no identifican los sonidos claramente desde el primer día, sí comienzan a escuchar parcialmente antes de los nueve días de edad.

Finalmente, el sentido de la vista es el más tardío en desarrollarse y tarda unos días en estabilizarse.

De hecho, la visión de los gatitos no es tan nítida como la de los adultos.

Un mes después, durante el llamado período de socialización (perfecta base para educarlo), el gatito contará con una visión lo suficientemente desarrollada como para reconocer todos los elementos a su alrededor o interactuar con nosotros y dejarse acariciar.

A partir de estos primeros 30 días, se volverá más juguetón e independiente. Y nosotros, tan felices de poder seguir los pasos de esta adorable bolita. Y, aunque ahora ya sabes cuando abren los ojos los gatos, si tu mascota está esperando una camada o bien acaba de tener cachorros y necesitas asesoramiento, no dudes en venir a La Fortuna y hacernos una consulta.