Cómo cuidar a tu gato en verano

gatos verano

Los gatos se caracterizan por aguantar bien el calor, incluso tienen por costumbre tumbarse al sol y estar horas y horas. Sin embargo, en verano las temperaturas son demasiado elevadas, incluso para ellos.

Los propietarios debemos tener en cuenta una serie de pautas, que pasan porque nuestra mascota tenga en todo momento agua fresca disponible.

Agua para el calor

Si no queremos estar pendientes de renovar el agua cada rato, para que se mantenga fresca, hay dos alternativas. Una de ellas es tener un cuenco de agua con hielo, para asegurar el frescor del agua durante más tiempo.

En el mercado hay algunos dispositivos sofisticados que aseguran el flujo continuo de agua, como es el caso de fuentes de uso doméstico. Además, conseguimos un efecto de agua corriente que a los gatos les gusta.

También la comida tiene que mantenerse a una temperatura agradable. Si nuestro gato come latas la temperatura de su interior debe ser la apropiada. Una buena técnica es utilizar menos cantidades durante más tomas.

Cuidado con el sol

Nuestro minino no sabe las horas de sol que toma, y su propensión al calor puede llevarlo a un exceso. Somos sus cuidadores los que debemos estar pendientes para que no esté expuesto a los agresivos rayos solares entre las 11 y las 5 de la tarde. En ese intervalo, el sol puede ser peligroso para ellos.

Un exceso de sol puede ocasionar desde golpes de calor, cáncer de piel y otros daños en su dermis. Lo ideal es que el minino esté en casa y a la sombra. En el piso o chalet tendrá sitios donde esté cómodo y protegido del sol.

De la misma forma que hacemos con nuestra piel, también podemos aplicar protectores a nuestro amigo gatuno. Poniendo un poco en su nariz, orejas, y el pelo de su lomo, evitaremos los dañinos efectos solares.

El producto protector del sol puede aplicarse en pequeñas cantidades sobre la piel de nuestro amigo felino, para que se absorba rápidamente, sobre todo antes de que el gato pueda lamerlo. Un bastoncillo de algodón de los que utilizamos las personas, puede ayudar a repartir la crema por repartir la crema y extenderla.

Al contrario de lo que ocurre con las personas, los gatos no sudan y solo pueden eliminar el calor a través de las almohadillas de sus patas. Por ello, el proceso de refrescarse es mucho más lento que en nuestro caso.

Humedecer es la clave

La ayuda que podemos ofrecer a nuestro amigo minino es fundamental. Sobre todo a la hora de humedecer sus patas y su cabeza con una toalla levemente mojada. De esta forma, conseguiremos refrescar sin da la sensación de agua que muchos gatos rechazan.

Un cepillado eficaz contra el calor

Aunque no lo parezca, un cepillado diario de nuestro gatito será muy eficaz para combatir las altas temperaturas. Hay que considerar que el pelo muerto es una barrera que hace más difícil que el gato expulse el calor que le sobre. Cepillar diariamente su pelo favorecerá su refrigeración.

En el caso de los gatos de pelo largo, aún es más difícil. Su pelo puede enredarse y generar nudos, que también serán un impedimento para que el animal expulse su calor. Para evitar esta barrera, la peluquería de mascotas será de una gran ayuda.

Protegiendo ventanas

En verano especialmente se incrementan los accidentes domésticos de gatos que se suben a las ventanas buscando alivio contra el calor. Es necesario, por tanto, proteger las ventanas, con cerramientos seguros, y otras medidas de seguridad.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
2017-01-23T17:54:05+00:00
Paste your AdWords Remarketing code here