Ecografía y radiología2018-03-07T08:49:30+00:00

Radiología y Ecografía Veterinaria en Madrid

 

La ecografía veterinaria consiste en un método de diagnóstico por imagen basado en el uso de ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonidos) para crear imágenes de órganos y sistemas del cuerpo.

Se crean imágenes que permiten examinar diversos órganos del cuerpo a través de un ecógrafo para animales, que envía ondas sonoras de alta frecuencia que hacen eco en las estructuras corporales. Un ordenador las recibe reflejadas y las utiliza para crear la imagen.

Esta técnica es totalmente indolora e inocua, constituyendo hoy en día una de las pruebas diagnósticas más utilizadas.

En Grupo Veterinario La Fortuna contamos con la última tecnología, denominada Zone Sonography, para realizar ecografías a perros y a gatos, así como a otras mascotas.

ecografia-veterinaria-madrid

Contacte con Nosotros:

Please wait...
ecografia-veterinaria-madrid

Diagnóstico por imágenes

La tecnología de última generación “ZONE SONOGRAPHY” posee una resolución de imagen 10 veces superior al servicio tradicional. Posibilita la realización de diagnósticos altamente fiables mediante métodos no invasivos que de otra forma no serían posibles.

Además nuestro equipo posee un ecógrafo portátil veterinario con igual calidad de imagen lo que nos permite prestar un servicio integral en todos nuestros centros evitando así los desplazamientos de nuestros clientes. De la misma manera, esto posibilita tanto la realización de intervenciones ecoguiadas en quirófano como la toma de muestras de biopsia, aspiraciones de líquidos corporales…

Gracias a la ecografía veterinaria se pueden diagnosticar multitud de patologías, como son entre otras:

Enfermedades del hígado: ya sean difusas, como aumento de su tamaño, infiltración grasa, hepatitis crónicas, cirrosis, o también alteraciones focales, como quistes y tumores.

Enfermedades del aparato reproductor: piometras, quistes ováricos y uterinos, trastornos de próstata…

Enfermedades de la vesícula biliar: con frecuencia la presencia de cálculos o la inflamación de la misma (colecistitis). Problemas en el conducto de salida de la bilis, como su dilatación y/o obstrucción.

Enfermedades del páncreas y del bazo: es posible valorar también el intestino, fundamentalmente la zona del apéndice, para saber si existe apendicitis u otros problemas con síntomas parecidos, a veces difíciles de distinguir entre sí.

La ecografía abdominal en perros así como en otras mascotas es muy importante para detectar si hay acumulación de sangre, por ejemplo tras accidentes con traumatismos tanto del tórax como del abdomen.

Generalmente este estudio no se ciñe a un solo órgano ya que incluye también otros localizados en la parte posterior, tales como los riñones, la arteria aorta, la vena cava inferior…