Ehrlichiosis: Causas, síntomas y tratamiento

ehrlichiosis

La ehrlichiosis, comúnmente conocida como “la enfermedad de las garrapatas”, es una enfermedad infecciosa que afecta a los perros. Se ha extendido por todo el mundo y se encuentra en lugares en donde prolifera la garrapata Rhipicephalus sanguineus infectada con un microorganismo, la Ehrilichiosis.

¿Cómo se transmite la erliquia?

Cuando la garrapata infectada se alimenta entre 24-48 horas del animal le transmite el microorganismo Ehrlichia y el can enferma.  Existen múltiples cepas de esta bacteria que afectan a diferentes animales, incluso al ser humano. La erliquia en perros más frecuente es la producida por la variedad Ehrlichia canis.  

Una vez que la bacteria está en el interior del animal, se desplaza a través de la sangre hasta llegar a vísceras importantes, como el hígado, el bazo y las meninges, y los afecta severamente.

Se establece así un círculo garrapata-perro. Si una garrapata sana se alimenta de un perro infectado, se contaminará con el microorganismo que transmitirá a otros canes.

Esta enfermedad también puede transmitirse por transfusión de sangre infectada. Por esta razón, es fundamental hacer un análisis de la sangre destinada a transfusiones, con el que pueda detectarse la erliquiosis canina.     

ehrlichiosis

Los síntomas de la ehrlichiosis canina

Se trata de una enfermedad estacional. La mayoría de los casos se presentan en primavera y otoño, cuando aparecen las garrapatas. Los síntomas de la erliquia canina serán diferentes dependiendo de las razas de perros, coexistencia de otras infecciones transmitidas, estado sanitario del animal, su sistema inmunológico y la fase en la que se encuentra la enfermedad.

En el proceso de desarrollo se reconocen tres fases:

Fase aguda: Es una fase leve. Aparece durante las tres primeras semanas desde la picadura.  Los síntomas de la ehrlichia en perros en esta etapa son bastante inespecíficos, por lo que a veces se dejan pasar sin atención médica. El perro se muestra apático, cansado, sin apetito y con inflamación de los ganglios linfáticos. Puede padecer fiebre.

Fase subclínica: Esta es una fase engañosa. No aparece sintomatología y el perro puede parecer normal o presentar solo anemia leve. La enfermedad puede durar hasta cinco años en esta fase. El microorganismo se ha instalado en un órgano y permanece allí.  Si durante este tiempo el animal no elimina la bacteria la enfermedad evolucionará.

Fase crónica: En esta fase el perro vuelve a mostrarse enfermo. La Ehrlichia infecta los glóbulos blancos, las plaquetas y los vasos sanguíneos. Se disemina por todo el organismo y afecta al hígado, bazo, ganglios linfáticos, pulmones, riñones y meninges. Los síntomas de la ehrlichiosis canina se agudizan. El perro manifiesta:

  • Depresión. Está siempre cansado, sin ganas de nada.
  • Inapetencia. Come muy poco o no come, con la consiguiente pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Dificultades respiratorias, disneas.
  • Problemas oculares causados por secreciones, ojos enrojecidos, desprendimiento de retina y ceguera.
  • Problemas en el sistema nervioso, movimientos descontrolados e involuntarios.
  • Sangrado nasal, en las heces y orina.
  • Rengueras.

El perro que padece la enfermedad en esta fase puede fallecer.

ehrlichiosis

Ehrlichia canis: diagnóstico y tratamiento

La erlichiosis canina tiene tratamiento curativo, pero es muy importante diagnosticarla en las etapas iniciales.

El diagnóstico se basa en los síntomas antes mencionados y en los resultados de análisis de sangre específicamente destinados a este fin.

Sin embargo, como la bacteria permanece unos pocos días en la sangre y luego se instala en algún órgano, puede suceder que el análisis de sangre no detecte la presencia de la bacteria aunque el perro esté infectado.

Existe un método de diagnóstico más novedoso: las pruebas PCR. Se aplican conjuntamente con los análisis de sangre.

En cuanto al tratamiento para la erliquia canina, cuando la enfermedad se encuentra en fase aguda, se trata con antibióticos durante un período de entre 6 y 8 semanas. Por lo general se produce la mejoría del perro.

Cómo prevenir la ehrlichia en perros

La mejor forma de prevenir la ehrlichiosis es evitando que el perro se infecte con garrapatas. Eliminar las garrapatas en el entorno del animal debe ser una preocupación constante.

Los collares antiparasitarios son útiles para liberar a los perros de estos parásitos.

Por tanto, estar atento a la mascota y a su entorno, observar los cambios de comportamiento y la presencia de garrapatas, es la mejor manera de que el dueño del animal pueda contribuir a prevenir o diagnosticar tempranamente esta enfermedad.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
2017-10-26T12:19:39+00:00
Paste your AdWords Remarketing code here