Endogamia animal: Consecuencias positivas y negativas para cada especie

endogamia-animal

 

La endogamia animal se ha dado en muchas especies y por diferentes circunstancias.

En algunos casos ha derivado en situaciones muy poco beneficiosas para los ejemplares que la practican. En otros, sin embargo, ha salvado a los pocos miembros que quedaban de una misma especie.

Hoy veremos en qué consiste y las circunstancias que suelen rodearla.

 

¿Qué es la endogamia en animales?

Se trata de una práctica que consiste en el apareamiento y posterior reproducción entre animales que forman parte de una misma familia. Por ejemplo, que un padre se reproduzca con sus hijas o que dos hermanos lo hagan entre sí.

Cuando esta situación se produce, la genética de la población se ve afectada, pues se mantiene el mismo genotipo a costa de la variabilidad, que suele beneficiar a la supervivencia de la especie. Además, debido a la alta tasa de homocigocidad, las malformaciones o desventajas génicas pueden mantenerse en la población sin capacidad de variar o quedar reducidas a genes recesivos frente a otros.

No obstante, en otros casos ha sido beneficiosa, pues ha permitido la supervivencia del grupo. Esta situación se ha producido, sobre todo, en momentos en los que el peligro de extinción amenazaba una especie. A falta de una mayor variabilidad en las parejas reproductivas, los individuos se han decantado por sus familiares para mantener el número de ejemplares.

Ha habido casos en los que ha sido el propio ser humano el que ha fomentado esta práctica en una especie por diferentes circunstancias. En unos casos ha sido para evitar la extinción, en otros para potenciar unos determinados rasgos. Este último caso puede resultar muy peligroso, pues puede generar problemas físicos en los animales. Un buen ejemplo lo tenemos en la endogamia canina, que ha creado perros salchicha (Dachshund) con problemas de espalda o pastores alemanes con graves problemas de cadera.

 

endogamia-animal

 

Ejemplos de especies que practican la endogamia

En este apartado nos vamos a referir a las especies que han optado por esta opción reproductiva de forma natural. Sin intervención directa del ser humano en los hábitos de apareamiento. Algunos insectos son muy buenos ejemplos, como las abejas, las hormigas o las avispas. Generalmente la reina copula con sus propios hijos para mantener el número de individuos de la colonia o colmena.

Algunos de los grandes mamíferos en peligro de extinción, como los gorilas de montaña o los guepardos, han recurrido al apareamiento con familiares para evitar ver reducido drásticamente el número de ejemplares.

 

Ahora que ya sabes qué es la endogamia en Biología y conoces algunos ejemplos, solo nos queda preguntarte… ¿quieres conocer más curiosidades e información relevante sobre el mundo animal? Entonces síguenos en redes para no perderte ninguno de nuestros post.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-08-30T08:26:28+00:00