Si vas a adoptar un minino en casa pero no sabes por qué sexo decidirte, te contamos las diferencias entre gato y gata.

No hay diferencias en la castración

La castración es una acción que tendrás que hacer en algún momento, ya que los machos pueden estresarse. A las hembras también se les castran. Por lo que no existe una diferencia concreta entre elegir gato o gata en este aspecto. 

Las gatos son más territoriales

Los machos suelen ser más territoriales y, por ello, más independientes, mientras que las hembras son más cariñosas. En cualquier caso, recomendamos ignorar el típico mito de que los gatos son más cariñosos tras ser castrados. Ya que si un gato es territorial, lo seguirá siendo después de la esterilización.

Las hembras suelen ser más pequeñas

Las hembras suelen ser más pequeñas que los machos ya que pesan menos kilos que ellos. Si vives en un apartamento pequeño, siempre será más recomendable escoger una gata. Igualmente, si lo que te preocupa es el espacio, puedes elegir entre las razas de gatos más pequeños que no crecen.

Problemas con otros animales

Tal y como mencionábamos, los gatos suelen ser más territoriales que las hembras. Por lo que es más fácil que entablen conflicto con otros felinos o mascotas, como un perro. 

¿Quién tiene un carácter más hogareño? 

Las gatas son más susceptibles que los gatos, especialmente en la época de celo. Por otra parte, las gatas suelen tener un carácter más hogareño que sus compañeros masculinos. 

En resumidas cuentas. Si vives en un espacio reducido y aun no sabes qué es mejor, si gato o gata, la hembra siempre será una mejor opción. Sin embargo, cada mascota es un mundo, así que tenlo en cuenta para hacer la elección correcta.