Pequeño, cariñoso e inteligente. Así es el gato singapura, un animal muy amigable que siempre está dispuesto a jugar. ¿Quieres saberlo todo acerca de esta raza? Pues sigue leyendo y descubrirás que este felino será el compañero perfecto para toda la familia.

Con cabeza algo redondeada, hocico más bien ancho y corto y ojos grandes y almendrados, esta raza, aunque se parece en parte a la abisinio, tiene sus peculiaridades. A pesar de que sus orejas son tan grandes y ahuecadas como las de los abisinios, el color del pelaje es ligeramente diferente.

En la zona del lomo, la parte exterior de las patas y la cola es bastante más oscuro que en el vientre o en la cara, donde suele ser, no solo algo más claro (como ocurre con los abisinios), sino más bien blanco.

Su pelaje, liso y muy corto, cuenta (en las zonas más oscuras) con diferentes franjas de color en cada uno de sus pelos. Esto le da un aspecto de color indefinido y homogéneo que puede ir del marrón algo más cálido al oscuro negro (sobre todo en la punta de la cola).

El gato singapura es pequeño, resistente, juguetón y muy cariñoso, lo que lo convierte en la mascota perfecta para toda la familia.

En cuanto a su tamaño, se trata de un felino realmente pequeño. De hecho, se dice del singapura que es el gato más pequeño del mundo. Sin embargo, su cuerpo es bastante musculoso, lo que le brinda la combinación perfecta para ser un buen compañero de juegos y para hacer piruetas.

Personalidad de este precioso felino

Aunque se trata de un animal tranquilo y observador, el gato de Singapur disfruta muchísimo de la compañía humana. De hecho, le encanta subirse a las rodillas de sus dueños y quedarse dormido mientras le acarician el lomo.

Adora las zonas altas de la casa, lugares donde cuente con buenas vistas de las estancias. La parte superior de las estanterías del salón, por ejemplo, serán de sus sitios favoritos desde donde observar la vida en el hogar.

Estos pequeños mininos suelen mantener sus ganas de jugar durante toda la vida. Es decir, no abandonan ese espíritu infantil con mucha facilidad. Por otra parte, son muy inteligentes y curiosos, por lo que no dudarán en explorar de arriba abajo todo lo nuevo que traigas a casa (muebles, libros, elementos decorativos o lo que sea).

Cuidados para mantenerlo sano y fuerte

Estos gatos son muy fuertes y resistentes. Al contrario de lo que ocurre con otras razas, en los singapura no se han encontrado problemas de salud recurrentes. Es decir, strong>necesitan los mismos cuidados que cualquier otra raza, incluyendo controles antiparasitarios y revisiones veterinarias periódicas.

Respecto a la alimentación, tampoco tiene grandes particularidades respecto a otros mininos. Lo único que hay que tener en cuenta es que reciba los nutrientes necesarios y que lleve una alimentación acorde a su estilo de vida (según su actividad) y a su edad.

En cuanto al aseo (descubre aquí cada cuánto hay que bañar a los gatos) y el cuidado de su pelaje, hay que destacar que es muy sencillo debido a su corta longitud. Pero es evidente que, como cualquier otro minino, disfrutará mucho de un buen cepillado y le ayudará a evitar las indeseadas bolas de pelo en el sistema digestivo.

País de origen del gato singapura

El origen de este minino es, obviamente, Singapur. Allí se le conocía como “gato de desagüe”, ya que se le podía ver mucho en las alcantarillas. Debido a su pequeño tamaño, muchos llegaron a ser vistos durmiendo realmente en desagües.

La raza, según se piensa, comenzó a forjarse hace aproximadamente tres siglos, cuando los gatos que llegaban a Singapur desde cualquier parte del globo se aparearon con los gatos salvajes locales. Desde entonces y hasta el año 1974 la raza fue considerada una plaga y las autoridades diezmaban la población periódicamente. De hecho, ese año 1974 quedaban solo 4 ejemplares que fueron llevados a Estados Unidos, a partir de los cuales se fundó toda la raza que hoy conocemos.

Como ves, estos simpáticos animales tuvieron una historia bastante turbia hasta llegar donde están, por lo que se merecen el mayor de los mimos y cuidados. ¿Crees que tus amigos conocen al gato singapura? Pues, si compartes este artículo en tus redes sociales, ¡asunto arreglado!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email