El gato Van Turco es una raza de felino muy conocida por su adaptabilidad al agua. ¡Como lo lees! Curiosamente, a estos mininos les gusta nadar. Descubre todo sobre esta raza tan desconocida fuera de su país de origen. 

La historia de la raza de gato Van Turco

El Van Turco se denomina así porque sus orígenes están en ese lago del sudeste de Turquía. Esta especie está documentada desde hace varios siglos y lo que sorprende es que se desarrolló de forma aislada. Las religiones judaica e islámica lo consideran un animal divino, aunque con leyendas distintas.

El gato Van Turco es una raza de orígenes legendarios y que tiene la capacidad de nadar.

Los gatos originarios del lago Van no fueron conocidos fuera de Turquía hasta la segunda mitad del siglo XX. El primer ejemplar llegó al Reino Unido en 1955 y,  solo a partir de 1970, se han conocido en los Estados Unidos. 

Características y comportamiento del Van Turco

El gato Van tiene un pelaje corto y carece de lana interior, así que es difícil que se acumulen bolas de pelo. Lo más habitual es que tenga una tonalidad rojiza con manchas blancas, aunque desde fuera parezca lo contrario. Este animal tiene una esperanza de vida de entre 13 y 17 años y pesa hasta 8 kilogramos.

Pero si por algo destaca esta raza es porque se lo pasa en grande en el agua.

Es uno de los pocos felinos que pueden nadar y, de hecho, es uno de sus hábitats preferidos.

Por otra parte, si buscas un compañero con personalidad, que pueda estar solo en casa y que sea ágil, esta raza te va a encantar. 

Como ves, el gato Van Turco puede convertirse en un fantástico compañero para la familia. ¡Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos conozcan mejor esta raza!