¡Que llegan nuevos miembros a la familia! Aparte de la emoción que te supone, debes saber que también es una gran responsabilidad cuidar de más de un (y de dos, y de tres…) hámster bebé. Aquí tienes todos los aspectos que tienes que tener en cuenta para que tus recién nacidas mascotas crezcan sanas y fuertes. 

  • Descubre si tu hámster está preñada

Si bien es cierto que en ocasiones es difícil saber si tu hámster está embarazada o no, fíjate en si aumenta un poquito de peso o dimensiones.

Si a esto le sumas que la hembra esté preparando un nido, casi con toda probabilidad tu mascota está a punto de tener crías. 

  • Limpia la jaula dos semanas después 

Unos 15 días tras quedarse embarazada, será la última oportunidad que tengas para limpiar bien la jaula antes de que nazcan las criaturillas. ¿Por qué? Pues porque después es probable que la hembra se ponga un poco territorial y agresiva con el lugar que ha preparado para sus bebés de hámster. 

Si tu mascota comienza a engordar y a hacer un nido, lo más probable es que vaya a tener crías de hámster.

  • Adapta su dieta durante el embarazo

En esta etapa la futura mamá necesitará una dieta con un mayor porcentaje de grasas y proteínas. Además, si quieres darle algunas golosinas extra de zanahorias, nueces, quesos o huevos duros, le vendrán genial para la gestación y… ¡le encantarán!

  • Retira los juguetes y a los machos

Antes de que nazcan las crías de hámster es muy importante que retires de la jaula a los machos y los cuides en una jaula aparte. Además, retirando los juguetes (como las ruedas) evitas que se produzcan lesiones de forma accidental. 

  • Dale acceso a material para su nido

Las madres necesitan material suave para hacer su nido, así que déjales cerca papel higiénico y verás cómo, poco a poco, van creando el pequeño refugio donde dará a luz. Este tipo de elementos les viene genial a las futuras mamás, ya que pueden manipularlo y distribuirlo a sus anchas fácilmente. 

  • Déjale espacio durante el parto

No se te ocurra manipular a la madre o la jaula durante el proceso de dar a luz. Este último suele durar entre una y dos horas y las crías van naciendo cada 15 o 20 minutos. No molestes a la nueva familia en ningún momento. 

Cómo cuidar de hámsteres bebés recién nacidos

hamster-bebe
  • Intenta no molestar unos cuantos días

Procura no molestar para nada ni a las crías ni a la madre durante las dos primeras semanas tras el parto. De hecho, deja todo preparado justo antes del mismo para que los dos primeros días no los tengas que molestar ni siquiera para incorporar agua o comida. 

  • No toques a los bebés ni limpies nada

Durante esas dos primeras semanas, procura no molestar en absoluto a la madre (ni siquiera para limpiar la jaula), ya que puede estar un poco agresiva para defender a su hámster bebé recién nacido. Además, si tocas a las crías puedes dejar tu olor y hacer que la madre los abandone o (peor aún) los mate. 

  • Déjales comida y agua adecuadamente

Asegúrate de que haya en todo momento la suficiente cantidad de comida y agua tanto para la hembra adulta como para los pequeños. Una semana después del parto ya podrás empezar a dejar pedazos de comida por el suelo para que la madre la recolecte o los pequeños empiecen a familiarizarse con ella. 

Si la madre muere, recuerda que el hámster bebé recién nacido debe mantener su temperatura corporal y comer Lactol con un gotero.

  • En caso de que la madre haya muerto…

La madre puede morir a causa de complicaciones durante el parto y, en tal caso, tú puedes ayudar a las crías a que sobrevivan. Si bien es cierto que si los pequeños tienen 12 o más días, les será mucho más fácil sobrevivir a esas primeras semanas, hay algunos trucos que puedes usar para mantenerlos con vida.

En primer lugar, pon mucho cuidado en mantener su temperatura corporal (puedes poner una manta eléctrica bajo el suelo de la jaula para que nunca estén a menos de 21ºC. Por otro lado, crea un nuevo nido para ellos y dales de comer Lactol (un sustituto de leche animal) con un gotero. 

Cuidados para los hámsteres bebés al crecer

  • Limpia la jaula a las dos semanas

Cuando los hámsteres bebé ya tienen dos semanas de vida puedes empezar a plantearte el limpiar la jaula y manipular un poco a las crías sin miedo a que la madre se ponga demasiado agresiva o protectora. No obstante, aunque limpies la jaula con normalidad, procura dejar luego un poco de papel higiénico en el interior, porque lo más probable es que la mamá quiera construir otro nido. 

  • Separa los machos de las hembras

Si no quieres que estos animales se reproduzcan sin control, mejor separa a los machos de las hembras en diferentes jaulas antes de que cumplan los 40 días. Para ese momento la madre ya no los amamantará, así que no tienes que preocuparte por este aspecto. 

  • Cuídalos a cualquier adulto

A partir de esos 40 días de los que hablábamos en el apartado anterior, tus nuevas mascotas ya son adultas, así que puedes cuidarlas y limpiar su jaula como con cualquier otro hámster.

Incorpora juguetes a su jaula, dales acceso constante a comida y agua y dales todo el cariño que necesitan. 

¡Y poco más! Verás que la madre se encarga de todo durante los primeros días, por lo que solo te tendrás que preocupar de que la jaula esté en las mejores condiciones posibles de temperatura. Comparte este artículo en tus redes para que tus amigos amantes de estos pequeños roedores también sepan cómo hay que cuidar a un hámster bebé.