Durante los últimos años, el hámster siberiano o ruso blanco se ha convertido en una de las mascotas predilectas. Pequeño y sedoso, esta bolita de pelo cuenta con unos respectivos cuidados y alimentación que te descubrimos en La Fortuna a fin de tenerlo todo listo antes de hacerte con uno de ellos. 

Con un tamaño que oscila entre los 7 y 10 cm, se revela como una de las ‘mini mascotas’ más irresistibles del momento. Dócil y tranquilo (tampoco muerde), es ideal para los más peques, ya que también pueden deslizarse por sus dedos con facilidad. 

El hámster ruso enano supone una mascota de lo más recomendable. Además de pequeño y peludo, es dócil y no muerde, por lo que es ideal para un hogar con niños.

Respecto a sus características físicas, es regordito y más pequeño que el hámster sirio, uno de los más recurrentes en los hogares españoles. Además, su pelaje es color gris, con una línea oscura en la espalda y ojos negros. Se acostumbra a cualquier rutina de comida y también a espacios mínimos, si bien vamos a empezar por remontarnos a su origen y lugar de procedencia.

Origen y hábitat del hámster ruso

Tal y como su nombre indica, el hámster siberiano procede de las zonas frías de Kazajstán y el suroeste de Siberia, donde vive en praderas y estepas semiáridas. Ya en el año 1773, el zoólogo alemán Peter Simon Pallas lo describió como un ratón procedente de tierras frías, mientras que en los años 60 el científico alemán Klaus Hoffman potenció su estudio y crianza hasta introducirlo como mascota en el resto del mundo. 

Aunque afronte en su hábitat natural hasta temperaturas de -20ºC, lo cierto es que se adapta por completo a otros climas más cálidos como el de nuestro país. Una vez nos decidimos por esta nueva mascota, el siguiente paso consiste en conocer a fondo tanto su alimentación como los cuidados

Alimentación del hámster siberiano

En su hábitat natural, es omnívoro y consume tanto semillas y frutas como larvas y pequeños insectos. Como mascota, podemos darle diferentes alimentos: semillas como cebada o pipas de girasol; frutos secos sin sal como avellanas o nueces; y frutas y verduras bien lavadas dos veces a la semana. Entre estas frutas recomendamos la manzana y evitar cualquier tipo de dulce. 

A fin de no volverle obeso, trata de dosificar la alimentación los primeros días y observa el consumo a fin de seguir una determinada rutina de alimentación. 

Cuidados del hámster ruso blanco 

Muchos túneles: está acostumbrado a cavar túneles y madrigueras en su lugar de origen a fin de protegerse de los depredadores y escapar del frío. Por ese motivo, recomendamos insertar dentro de la jaula cualquier estructura como túneles o balancines para que se mantenga activo y entretenido en todo momento. 

Limpieza de jaula: el hámster ruso enano es sensible al estrés, perturbación del sueño y, especialmente, la suciedad de una jaula descuidada. Recomendamos limpiar su casita en cuanto la veamos desordenada o existan muchos restos de comida. 

Madurez sexual: si has pensado en dar un compañero a tu mascota, recomendamos no juntar a dos machos, ya que entrarían en disputa. Si has pensado en un chico y chica, la madurez sexual se alcanza a los 2 meses y la hembra de hámster embarazada puede llegar a tener hasta 6 crías tras unos 19 días de gestación. 

Medir la exposición al sol: al proceder de un hábitat de temperaturas entre suaves y frías, no recomendamos mantener expuesto a este pequeñín al sol durante un tiempo prolongado. Si abusamos de esta exposición, nuestra mascota puede ser víctima de un golpe de calor o experimentar manchas y enfermedades en su cuerpo debido a un cambio repentino de temperatura. 

Ven a vernos a La Fortuna y llévate tu hámster siberiano a casa. ¡Son puro amor!