El lenguaje corporal de los gatos: Cómo se comunican con su cuerpo

lenguaje-corporal-gatos

 

 

¿A que tus movimientos y gestos no son exactamente iguales cuando sientes miedo o ira que cuando estás tranquilo?

De la misma manera, el lenguaje corporal de los gatos te puede dar mucha información acerca de sus sentimientos y estado de ánimo.

A continuación te explicamos los gestos más habituales de tu minino y cómo debes interpretarlos.

 

 

La huidiza mirada

Para los seres humanos el contacto visual es muy importante, genera cercanía y confianza. Sin embargo, para nuestros felinos amigos mantener durante mucho tiempo la mirada tiene connotaciones muy negativas, pues se sienten amenazados. De hecho, en ocasiones se acercan a aquellas personas a las que menos les gustan los gatos porque son las que menos los miran, por lo que se sienten menos desafiados. Estos animales mantienen la mirada sobre aquello que van a cazar. Por eso pueden sentirse como posibles víctimas si mantenemos demasiado tiempo nuestra mirada sobre ellos.

 

Posición de la cabeza

Si tu mascota pone su cabecita hacia adelante cuando estás a su lado, te está solicitando caricias y mimos. Sobretodo cuando a este gesto lo acompañan movimientos que se acercan cada vez más a tus manos o tus piernas, se restriega contra tu piel y comienza a ronronear. Esta es una señal inequívoca de cariño, confianza y tranquilidad.

 

Orejas móviles

En caso de que el gato mantenga las orejas bajas, puede ser por miedo o como respuesta a una amenaza. De hecho, generalmente suelen bajarlas cuando bufan frente a una situación que no les gusta. En cambio, si las mantiene alzadas generalmente suele significar que está alerta pero tranquilo.

 

lenguaje-corporal-gatos

 

Movimiento del morro

Los bigotes no solo son las herramientas perfectas para determinar la proximidad de los objetos. Sino que también te ayudarán a conocer el lenguaje corporal gatuno. En una situación normal se situarán ligeramente hacia los lados, mientras que si se van inclinando hacia adelante quiere decir que su interés en algún objeto concreto va aumentando.

Respecto a la boca, en general no suelen moverla mucho según su estado de ánimo. No obstante, si bosteza está claramente tranquilo. Por otra parte, si la abre y muestra los dientes a la vez que bufa, está muy asustado y a la defensiva.

 

La espalda y la cola

La cola para estos animales es una herramienta fundamental para mantener el equilibrio. Pero también es un punto importante para entender cómo se comunican. Si está muy crispada y la espalda se arquea, significa que se siente agredido y que está intentando parecer más grande que su posible agresor.

Si lo que hace es mover la cola de un lado para otro, no creas que te quiere dar a entender alegría o entusiasmo, como ocurre con los perros. Más bien significa que está molesto, por lo que es probable que ataque con mordiscos o arañazos aquello que causa su molestia.

 

Ahora que conoces un poquito mejor la comunicación animal de estos felinos, ¿no crees que tus amigos también deberían tener esta información? Comparte en redes este post sobre el lenguaje corporal de los gatos y ayúdalos a comprender mejor a su mascota.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-11-06T10:01:39+00:00