¿Por qué los animales son beneficiosos para los niños?

Casi la totalidad de los niños asegura sentirse mucho mejor cuanto tiene cerca un animal de compañía. Entre los muchos beneficios que un animal puede aportar a los pequeños de la casa está la serenidad y la seguridad en sí mismos.

Los niños que tienen una mascota en casa suelen tener menos estrés, están más motivados para realizar actividades físicas y son más felices.

 

Prevención de alergias infantiles

Está demostrado que la convivencia entre niños y mascotas potencia el desarrollo de los niños y fortalece su sistema inmunológico. ¿Cómo ocurre esto? Los expertos aseguran que una higiene en exceso durante la edad infantil de los niños, tiene entre sus consecuencias debilitar su sistema inmunológico para el futuro.

Algunos estudios realizados han concluido con que los niños que conviven con perros y gatos desde pequeños tienen un 50% menos de posibilidades de desarrollar alergias, que aquellos que no tienen mascotas en casa.

 

Eligiendo la mascota ideal

Es lo normal que los niños elijan como mascota a perros y gatos, aunque también es posible que elijan conejos y hámster, peces de colores, pájaros, etc. Es muy importante seleccionar el tipo de mascota que se va a adoptar, para conseguir una buena convivencia.

 

La edad del niño, ¿cuál es el mejor momento para tener una mascota?

Los especialistas afirman que hasta los 3 años el niño no puede interactuar con un animal, entre otras cosas porque no lo diferenciará de un muñeco de peluche más.

En torno a los cuatro años ya puede haber una relación real entre la mascota y el niño. Ambos se convertirán en compañeros de juegos, confidentes, y sobre todo grandes amigos.

Si el niño está empezando a caminar, su evolución cognitiva se verá muy favorecida por tener un animal al lado, que incluso servirá de guía para él. En la edad preescolar, en pleno desarrollo del aspecto socioemocional del niño, la relación con la mascota fomentará la empatía.

Cuando el niño va siendo mayor, la compañía de su mascota contribuirá al sentimiento de responsabilidad, e incluso puede favorecer su desarrollo físico.

Algunas ventajas importantes de la amistad de un niño con su animal

  • Como hemos visto, se potencia el desarrollo cognitivo, físico y socioemocional en los más pequeños.
  • El sistema inmunológico es más fuerte si hay mascotas en casa.
  • Otro aspecto muy importante es lo relativo a la responsabilidad. El pequeño aprenderá la forma de proteger y ayudar a su amigo, no molestarlo mientras está descansando, las acciones de limpieza, a tratarlo bien.
  • Algunas situaciones que pueden generar problemas y traumas en el pequeño, como es el caso del nacimiento de un hermanito, son más llevaderas si hay un amigo animal en casa.
  • Como el animal no habla, el niño aprenderá a mantener comunicaciones no verbales.
  • El perro o gato será un importante estímulo para que el niño tenga ganas de pasear, así como una excelente relación para juegos y distracciones.
  • Los niños que se han criado con una mascota en casa desarrollan de forma más sencilla sus relaciones sociales, son más extrovertidos y sociales.

 

Buenos hábitos

Las enfermedades más comunes en los animales de compañía, y su posible contagio al menor, son infecciones por parásitos, y enfermedades de la piel causadas por hongos. Hay que seguir, por tanto, los calendarios de vacunación y programas de desparasitación interna y externa para eliminar el riesgo de transmisión de enfermedades.

Los buenos hábitos de higiene son muy importantes, como es el lavado de manos tras jugar con el animal, impedirle subir a la cama, etc.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-05-24T16:48:33+00:00