Si tienes o has tenido mascota, sabes perfectamente la respuesta a esta pregunta: sí, los animales piensan, sin duda alguna. ¿Pero de qué forma lo hacen? ¿Se parece acaso a nuestra forma de razonar? Resolvemos todas tus dudas en los próximos párrafos.

¿Los animales piensan o actúan por instinto?

Los que tienen cerebro piensan, memorizan y son capaces de crear conceptos sobre el ambiente que les rodea, según los resultados obtenidos por la psicóloga Joëlle Proust. Además, también pueden imaginar y pensar en objetos que no tienen cerca.

Joëlle Proust, investigadora del pensamiento animal y directora de de investigación en el CNRS (Centro Nacional de Investigaciones Científicas) en Francia, afirma que los procesos que otorgan significado a la realidad tienen lugar en el cerebro.

En estos casos, los animales son capaces de evaluar la realidad y reproducirla posteriormente en representaciones mentales de los objetos y hechos. Este proceso requiere y prueba la existencia de una cierta capacidad de memorización.

Los animales con cerebro piensan, analizan, retienen objetos y hechos en su memoria. Y son capaces de crear conceptos sobre su entorno.

Estos mismos animales (los que no tienen cerebro no cuentan con las mismas capacidades) pueden crear representaciones mentales de su entorno tan reales como las humanas.

Además, cuentan con la inteligencia suficiente como para entender el mundo como un conjunto de diferentes objetos que se distribuyen en el espacio.

En función de la información que captan a través de sus sentidos, los animales pueden pensar, predecir evoluciones en su propio entorno y poseer mapas mentales del mismo. En consecuencia, también pueden orientarse. Así como buscar alimento allá donde creen que lo van a encontrar y crear vínculos o relaciones sociales.

¿Qué piensan los animales?

Después de llegar a la conclusión de que los animales razonan sobre determinadas cuestiones concernientes a su entorno y vida diaria, suponemos que te estarás preguntando sobre otros aspectos más complejos. ¿Tienen algún tipo de pensamiento sobre sí mismos o los demás más allá de las que conciernen a las necesidades básicas?

Para contestar a esta pregunta, comencemos diciendo que es muy difícil establecer una definición más o menos exacta sobre conceptos como la inteligencia, o la conciencia. Si bien los grandes primates son los que tienen una forma de pensamiento más parecida a la del Homo sapiens, otros mamíferos también parecen contar con cierto tipo de pensamiento abstracto o conciencia.

En definitiva, sí, los animales piensan. ¿Acaso lo dudabas? Y sienten, y se comunican, y son capaces de expresar felicidad… ¡Somos más parecidos de lo que crees! Comparte este artículo con otros Homo sapiens para que entiendan, un poquito mejor al menos, al resto de compañeros de viaje con los que compartimos planeta.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email