Si te asalta la duda de si los hámsters se pueden bañar, en La Fortuna respondemos a todas tus dudas y te damos una primera pista: no es imprescindible.

¿Los hámsters se bañan?

Los hámsters son animales extremedamente limpios por naturaleza y pueden pasar más del 20% del día acicalando su piel como parte de su rutina diaria. Su autolimpieza no solo es sinónimo de higiene, sino también de buen estado de salud.

La forma en la que los hámsters se limpian es muy efectiva, por lo que no recomendamos darle un baño, ya que perdería parte de los aceites naturales presentes en su piel.

En cualquier caso, se puede bañar a un hámster solo si es estrictamente necesario. Por ejemplo, si alguna sustancia tóxica o pegajosa ha caído en su pelaje. 

¿Cómo bañar a un hámster? 

Baño en seco: hazte con un champú para baño en seco especial para roedores, coge una toalla pequeña y coloca a tu hámster con cuidado. Ve rociándole el champú y usa un cepillo de cerdas suaves para darle un pequeño masaje. Esta opción es también efectiva para bañar a un conejo u otro roedor.

Baños de arena específica para roedor: es la mejor alternativa al baño corriente y estresa menos al hámster. Aplicar arena es útil si percibes que el pelaje de tu mascota huele muy mal.

Baño con agua: la opción desesperada requiere de un recipiente poco profundo donde colocar agua tibia. Evita mojar la cabeza del hámster y realiza el baño con champú especial para estos animales con total suavidad. Seca inmediatamente al roedor al terminar.

Y ahora que ya sabes si los hámsters se pueden bañar, si necesitas productos para llevar a cabo tu misión, o crees que tu mascota ha dejado de acicalarse y puede dar signos de alguna enfermedad, en La Fortuna respondemos a todas tus dudas.