fbpx

¿Por dónde sudan los perros y cómo lo hacen?

Ahora que comienzan a subir las temperaturas seguro que eres más consciente que nunca del sistema de transpiración que ayuda a tu organismo a bajar la temperatura corporal. Pero…¿y tu mascota? ¿Los perros sudan? Para que te quedes tranquilo y sepas que tu peludo amigo también tiene su singular forma de evitar los golpes de calor, solo tienes que leer las próximas líneas.

Los perros no sudan de la misma manera que los humanos, pero regulan su temperatura a través de la boca, las orejas, la nariz y las almohadillas de las patas.

Su sistema de transpiración se basa en expulsar el exceso de calor a través de la boca y las almohadillas de las patas. El sistema de glándulas sudoríparas en perros no es igual que el de los seres humanos, por lo que se ayudan del jadeo para regular su temperatura corporal.

Por esta razón se dice habitualmente que los perros sudan por la lengua o las patas. De hecho, cuando están sometidos a mucho calor o a ejercicio físico intenso es normal ver que dejan huellas húmedas en el suelo, pues se trata de su transpiración. Otras zonas como las orejas o la nariz también ayudan a refrigerar el cuerpo.

¿Cómo sudan los perros?

Esta forma de transpirar es la razón por la que tu cuadrúpedo amigo jadea más de lo normal durante los momentos de mayor calor o actividad física. Cuando el cuerpo del animal manifiesta signos de estar por encima de su temperatura normal, envía sangre caliente a la zona de la la lengua y el hocico para expulsar el calor.

En consecuencia, aunque los perros no suden de la misma manera que lo hacemos los humanos, sí que se puede afirmar que tienen una fórmula para evitar el aumento descontrolado de grados en su organismo.

Cómo evitar golpes de calor en los perros

Como ya habrás podido adivinar, el sistema de transpiración de los perros es mucho menos eficiente que el de los seres humanos.

Por lo que tienen un mayor peligro de sufrir un golpe de calor con las altas temperaturas.

Cuanto más grande y robusto sea el animal, menos capacidad tendrá para regular su temperatura interna.

Sin embargo, los pequeños son mucho más sensibles al aumento de grados en el ambiente.

Teniendo esto en cuenta, pon siempre a disposición de tu mejor amigo agua limpia y fresca y zonas de sombra donde poder descansar. Y, si es posible, déjale ocupar espacios dentro de casa con una temperatura menor a la ambiental en los días de más calor.

Además, también debes tener más cuidado en cuanto a las horas en las que sacas a pasear a tu mascota. En caso de que lo saques 3 veces al día, puedes reducir el tiempo del paseo de mediodía y suplirlo durante la mañana y la noche, momentos en los que la temperatura es menor. Por otra parte, intenta que los paseos sean por zonas de sombra.

Ya sabes cómo y por dónde sudan los perros, así como la forma en la que debes actuar para que su sistema de transpiración no colapse. Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también lo sepan y vuestras mascotas pasen el verano de la mejor forma posible.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
2019-06-27T16:52:39+02:00