Adoras a tu mascota con todo tu corazón, pero… ¡ay, qué mal trago al acercarse! Te contamos los mejores consejos para frenar el mal aliento en perros.

A mi perro le huele el aliento, ¿por qué?

Formación de placa dental: suele ser la causa principal de halitosis en perros y se debe a la falta de higiene bucal. La placa dental es la capa de los dientes formada por bacterias a través de la saliva o restos de comida. Esta placa se endurece formando el sarro si no se elimina y puede ir a peor, provocando gingivitis (inflamación de encías) o periodontitis (pérdida del hueso del diente).

La alimentación: ciertos alimentos como la comida casera cuentan con mayor probabilidad de dejar restos en sus dientes y provocar sarro.

Enfemedades: la gastritis o la esofagitis, ambas enfermedades digestivas; o la presencia de tumores en la boca, pueden ser causas del mal aliento en perros.

Cómo evitar la halitosis en perros

Cepilla sus dientes: fomentar una buena higiene bucal es la base para frenar la formación de placa dental. Puedes encontrar diferentes tipos de cepillos especiales para perros, además de dentífricos de sabor agradable que faciliten el cepillado.

Alimentos de calidad: las croquetas son un buen ejemplo de alimento que ayudan a rascar parte del sarro en la cavidad bucal de tu mascota.

Snacks para dientes: estos “bocaditos” están especialmente diseñados para eliminar el sarro y frenar la formación de placa bacteriana.

Juguetes y golosinas para morder: huesos de cuero prensado o juguetes de cuerda son ideales para que tu perro juegue y, de forma paralela, consiga arrastrar el sarro al morderlos.

Si ninguno de estos consejos funciona para quitar el mal aliento en perros, quizás tu mascota necesite de una limpieza dental en profundidad, o bien realizar un chequeo para descartar posibles enfermedades. Consúltanos todas tus dudas y buscaremos juntos la mejor solución.