Las 5 mejores mascotas para niños

mascotas-para-ninos

Muchos padres desconocen la importancia de los animales de compañía pequeños en un hogar. Enriquecen el ambiente con su sola presencia. Su energía constante y su amor incondicional brindan a los pequeños de la casa la oportunidad de aprender a ser responsables. Sin embargo, la duda de la mayoría de las mamás y los papás, sobre todo cuando son primerizos, es determinar qué animal encaja mejor como mascotas para niños y son fáciles de cuidar.

 

Ventajas para los niños con mascotas

Hay quienes suelen elaborar listas con puntos a favor y en contra en el momento de tomar una decisión importante. Llevar a casa un animal de compañía es, sin duda, una determinación que no puede ser tomada a la ligera. Se trata de un ser vivo que requiere de cuidados especiales y al que se le debe dedicar tiempo (y dinero).

Para los padres que necesitan argumentos para adoptar la mascota ideal para niños, aquí dejamos algunas que involucran directamente a los críos pequeños:

  • Científicamente comprobado: los pequeños que conviven con animales desde edades tempranas son menos propensos a sufrir de alergias.
  • Los cachorros sirven como herramientas educativas para enseñar a los pequeños sobre la responsabilidad. De igual forma, son perfectas como vía para entender las necesidades básicas de los seres vivos.
  • Los pequeños que cuidan a sus perros, gatos u otros seres vivos desarrollan en mayor grado la intuición y la empatía.
  • La mayoría de las mascotas para niños pueden mejorar el estado de ánimo de cualquier persona.
  • Pueden servir de motivación para que los pequeños realicen actividades físicas con frecuencia.

 

1. Perros

Hay razas de perros grandes que se llevan muy bien con bebés y críos pequeños. Collie, bóxer americano y labrador retriever son algunas de ellas. Algunos especialistas, sin embargo, recomiendan ejemplares pequeños.

En cualquier caso, los canes que comparten “manada” junto a “cachorros humanos” propician entornos seguros para que los niños puedan jugar y crecer sin riesgos.

Algunos canes permiten que los infantes les tiren del rabo y orejas a placer, sin siquiera quejarse. Tanto psicopedagogos como etólogos y demás especialistas consideran que este tipo de conductas deben ser rechazadas y en ningún caso celebradas. Además de que no debe abusarse de la nobleza de los animales, los críos tienen que aprender a tratar con respeto a sus mascotas.

2. Gatos

Los gatos son otras mascotas muy populares y que se llevan bien con niños. Por su naturaleza y su característica de animales independientes, suelen ser más libres y autónomos. Sobre todo si se les compara con los perros. Esto no significa que no sean cariñosos o que no busquen la compañía de sus dueños.

En casas donde hay críos pequeños, los felinos domésticos también pueden adoptar posiciones “maternales”. En algunos casos llegan a cuidar a los bebés con más celo que algunos perros de razas grandes. 

mascotas-para-ninos

 

3. Peces

Estos animales no requieren de cuidados complicados por lo que los pequeños de la casa pueden desarrollar el sentido de la responsabilidad con su mantenimiento. Además, resultan muy estimulantes ya que sus colores llamativos suelen atraer su curiosidad.

No obstante, no permiten el contacto físico, pero no precisan de mucho espacio y son muy asequibles.

4. Conejos

Los conejos son mascotas pequeñas para niños cuya popularidad ha ido en aumento en los últimos años. Una de las razones por las que se ha incrementado su adopción es que no demandan mucho espacio. También pueden llegar a ser seres muy cariñosos.

5. Hámster

Pero si de animales pequeños se trata, el hámster no tiene competencia. Como valor agregado, vive en jaulas sin mayores inconvenientes. Para quienes ocupan pequeñas viviendas, es la opción ideal. No demandan rutinas de salidas diarias para caminar o limpiar desperdicios tirados por todas partes.

Algunos terapeutas los recomiendan ex profeso como primeras mascotas para niños. Por su naturaleza, son muy curiosos, inteligentes y dados a jugar en todo momento. Además, sus cuidados básicos son relativamente sencillos. Por lo que un pequeño bajo la supervisión de sus padres puede hacerse cargo sin mayores problemas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
2017-11-30T09:08:52+00:00
Paste your AdWords Remarketing code here