fbpx

Mi gato bebe mucha agua: ¿por qué?

Queremos a nuestras mascotas con locura, eso es evidente. Y cada vez que vemos que le pasa algo… ¡nos asustamos! Si ves que tu gato bebe mucha agua y no sabes qué hacer, lee este post, porque vamos a explicarte las situaciones en las que esto suele pasar y cómo debes actuar.

Hay varias maneras muy sencillas de confirmar que tu gato está bebiendo demasiada cantidad de agua. La primera es darte cuenta de que el minino vacía su cacharro del agua más deprisa de lo habitual. La segunda es ver si su arenero se llena de orines con mayor rapidez que antes. Por otro lado, si ves que tu mascota maúlla en busca de que le rellenes el cacharro de agua muy a menudo, quizá le suceda algo. 

En cualquier caso, la comparación debe ser siempre con la experiencia previa de convivencia con el minino. ¿Por qué? Pues porque, al igual que ocurre con las personas, hay gatos que tienen mayor necesidad de hidratación que otros. También depende muchísimo de la estación del año y del clima (en casos de mudanzas puedes percibir un cambio sustancial). 

Lo primero que debes tener en cuenta si crees que tu gato bebe mucha agua es analizar si ha habido algún cambio en su entorno o en sus comidas.

Lo que tienes que tener muy claro es que un gato que bebe mucha agua es porque la necesita, por lo que jamás debes retirarle su fuente de hidratación. Rellénala todas las veces que requiera el animal para saciar su sed en cualquier momento. 

¿Qué significa que mi gato beba demasiado?

Si ya has convivido con el animal desde hace algún tiempo y es la primera vez que te encuentras con una situación en la que precisa tal cantidad de líquido, lo primero que debes analizar es el entorno. ¿Ha habido algún cambio significativo en la zona en la que el gato pasa su día a día? Quizá un simple cambio en las condiciones meteorológicas puede determinar una modificación en las rutinas de hidratación.

También puede darse el caso de que un trastorno en la dieta derive en la necesidad de una mayor cantidad de agua. La comida muy seca, como algunos piensos, puede requerir una mayor hidratación, mientras que las enlatadas en general contienen más líquido. 

En caso de que la mayor necesidad de agua se deba al calor ambiental o a un cambio (controlado) en la dieta, no tienes de qué preocuparte. Dale la cantidad de agua que necesite y listo. También puedes pasarte a otro pienso más jugoso (consulta con el veterinario para garantizar la seguridad del minino). 

Ahora, si tu cuadrúpedo amigo bebe mucha agua sin haber sufrido ningún tipo de alteración en su entorno, lo más probable es que tenga algún problema de salud. Estos pueden ir desde fallos renales hasta diabetes o hipertiroidismo, entre muchas otras. 

¿Qué hacer si mi gato no come y bebe mucha agua?

Si después de leer todas estas recomendaciones consideras que, efectivamente, tu mascota puede tener algún tipo de problema físico. Debes hacer dos cosas: en primer lugar, darle al minino todo el líquido que necesite; en segundo, visitar un centro veterinario con urgencia

Solo un profesional puede analizar con conocimiento de causa la dolencia de tu peludito amigo. Recuerda que puedes contar con el Grupo Veterinario La Fortuna si lo necesitas. Y para que tus amigos también sepan lo que deben hacer si su gato bebe mucha agua, comparte este artículo. Tanto ellos como sus felinos te lo agradecerán. 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
2019-08-08T08:29:17+02:00