Necesitan beber agua al igual que los humanos y la mayoría de los seres vivos. Sin embargo, si tu perro no bebe agua puede deberse a algunos de los siguientes motivos.

¿Cuánta agua necesita beber un perro?

Los perros necesitan beber agua a diario para no deshidratarse incluso con mayor razón que nosotros, ya que liberan el calor de su cuerpo más lentamente que nosotros.

En cualquier caso, la cantidad de agua que necesita un perro varía en función de la raza y el tamaño. Por ejemplo, un caniche de cinco kilos necesita entre 200 y 250 ml de agua si consume comida seca, y 25-30 ml si se acompaña de comida húmeda. En el caso de un pastor alemán, esta raza pesa alrededor de 40 kg y por lo tanto bebe hasta 4.000 ml diarios con comida seca y hasta 2.000 ml con comida húmeda.

¿Por qué mi perro no quiere beber agua?

Falta de ejercicio: si tu perro realiza menos ejercicio tendrá menos sed, motivo por el que no hay que preocuparse (aunque debes intentar que no tenga una vida demasiado sedentaria). Por contra, en algunos casos, el exceso de ejercicio puede provocar que beba más agua de la normal.

Lugares desconocidos: los perros reconocen lugares y personas por el olfato. La mascota que se encuentre en un nuevo escenario no reconocerá tan fácilmente el olor del agua, por lo que recomendamos llevar una botella desde casa y observar su comportamiento.

Enfermedades: la diabetes o las infecciones del tracto urinario pueden provocar una disminución de la sed. En esta situación es muy recomendable acudir al veterinario.

Envejecimiento: si tu perro bebe poca agua y es mayor , es posible que se deba al esfuerzo que le supone llegar al bebedero, por lo que la sed disminuye al compás del apetito.

Miedo: los perros aprenden por asociación, por lo que si tu can ha sufrido una mala experiencia al acercarse a un cuenco, posiblemente haya que educarlo para quitarle el miedo.

Si notas que tu perro no bebe agua y esto te preocupa, acude a La Fortuna y te asesoraremos en todo lo que necesites.