Lo normal es que nuestros amigos peludos coman con apetito y ganas (a veces demasiadas). “Pero, entonces… ¿qué ocurre si mi perro no come o le cuesta mucho?, te preguntarás. Pues lo primordial es saber por qué para poder ayudarlo. Sigue leyendo y descubre qué le puede estar pasando. 

Los perros también padecen anorexia, entendida como pérdida continuada del apetito. Para determinar si esta conducta esconde un problema de mayor envergadura, has de saber que las causas que la originan pueden ser variadas. 

Los perros pueden perder el apetito por múltiples causas, tanto físicas como psicológicas.

Piensa que un perro tiene, en el fondo, los mismos comportamientos que una persona. Si está enfermo, desganado o saciado, no tendrá ganas de comer. Recuerda, además, que hay cosas que los perros pueden comer y otras que no. Es muy útil que tengas en cuenta este aspecto porque te ayudará a entender qué le sucede a tu amigo. 

Enfermedades físicas

Las enfermedades físicas son la principal causa de que tu perro no quiera comer. Estas pueden ser de varios tipos: neoplásicas, infecciosas, metabólicas o respiratorias. Lo primero que hay que hacer es ir al veterinario para detectar estas causas y tratarlas cuanto antes. Es normal que, asociado a la enfermedad, tu mascota esté más triste. 

Sobrealimentación

La sobrealimentación no es quizás tan fácil de detectar o común, pero también puede ser un problema. Cierto que a nuestros amigos peludos les encanta comer sus bocados favoritos, pero ellos también tienen un límite.

Si tu perro se empacha, llegará un momento en que no tenga ganas de comer. Ser consciente de esta circunstancia sirve para calcular las raciones.

Causas psicológicas

Un perro que no quiere comer puede estar transmitiéndote un mensaje. Los animales se ponen tristes, ya sea por la pérdida de un ser querido, un cambio de casa o la entrada de un nuevo miembro (canino o humano) en la familia. Observa si ha tenido un cambio en sus hábitos alimenticios como consecuencia de alguna de estas causas.

Como ves, si tu perro no come, hay varias formas de detectar el problema para buscar rápida solución. ¡Comparte este artículo en tus redes sociales para ayudar a otros dueños de mascotas!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email