Ningún animal hace las cosas porque sí. Así que si te estás preguntando por qué tu perro se muerde las patas, lo primero que debes saber es que no se trata de un hábito sin sentido, porque siempre hay una razón detrás. Descubre la de tu mascota en las siguientes líneas.

Parásitos o picaduras 

Las garrapatas, pulgas, ácaros y otros parásitos pueden generar problemas en la piel de tu peludo amigo. Además, pueden meterse entre los huecos de las almohadillas de las patas y generarle mucho picor.

Si este es el caso, libera a tu mascota de los parásitos a mano o a través de distintos remedios que encontrarás en cualquier tienda de animales. Intenta aplicar también medidas de prevención para que no vuelva a ocurrir. 

Heridas en las patas

Al pasear por la calle o el parque cualquier piedra puntiaguda o pincho puede hacer que tu perro tenga una herida en las almohadillas (también pueden secarse por el asfalto o las baldosas demasiado calientes), por lo que se lamerá y morderá las patas para aliviar el escozor. Para limpiar esas heridas, utiliza un champú especial para perros que consiga hidratar la zona. 

Algún elemento extraño

Los perros se pueden morder mucho las patas por muy diversas razones. Observa con atención las de tu peludo amigo para saber qué le pasa exactamente.

Puede que tu perro se muerda las patas traseras porque le haya aparecido algún tipo de bulto, quiste o elemento extraño que le moleste.

En tal caso, te aconsejamos que visites a un veterinario para determinar qué tipo de problema tiene tu mascota. 

Alergias y hongos

Algunas patologías dermatológicas como las alergias a alimentos y los hongos pueden hacer que tu perro se muerda para aliviar el picor. Así que si ves la zona enrojecida, irritada o muy sensible al tacto, ve lo antes posible a un veterinario para que dictamine el tratamiento a seguir. 

Objetos clavados

A veces durante el paseo alguna astilla de madera o semilla se le puede meter o incluso clavarse entre los deditos de las patas.

Si ve que no se lo puedes quitar sin ayuda, mejor acude a un profesional para no hacerle daño a tu perro.

Uñas rotas

Las uñas rotas también pueden convertirse en un verdadero problema. De hecho, es una causa muy común de que los perros se muerdan las patas hasta hacerse heridas. Este incordio puede hacer que el proceso resulte verdaderamente doloroso para tu mascota, así que intenta mantener sus uñas cortas para evitar estas situaciones. 

Demasiada humedad

Si después del baño las patas de tu perro se quedan húmedas durante demasiado tiempo, pueden padecer ataques de diferentes microorganismos que generen un problema dérmico. Para prevenirlo, lo mejor será secar muy bien las patitas y las almohadillas de tu perro después de cada baño.

Estrés o tristeza

Si tu peludo amigo tiene síntomas de estar angustiado o depresivo, es probable que veas hábitos como el de morderse las patas traseras. Esto deriva de la ansiedad o del aburrimiento, lo que le puede llevar incluso a autogenerarse heridas. Para evitarlo, incrementa su actividad física, pasa más tiempo con él y demuéstrale todo tu cariño. Seguro que al poco tiempo podrás notar que es más feliz

Ya sabes algunas de las razones más comunes por las que los perros se muerden las patas. Pero en caso de que observes que no es ninguna de ellas, te aconsejamos que visites a un veterinario. Si lo necesitas, puedes contactar con nuestras clínicas y te ayudaremos a que tu mascota vuelva a estar sana y contenta.