Tu mascota llega un día con legañas verdes e incluso percibes un cierto carácter depresivo. ¿Qué está pasando? Los ojos rojos en perros es una afección que puede deberse a distintas patologías y que requieren de asistencia veterinaria en la mayoría de ocasiones.

Conjuntivitis en perros

La conjuntivitis en perros responde a dos tipos: conjuntivitis interna (tejido del ojo rosado), o la conjuntiva bulvar (más transparente y fina, recubriendo el ojo por completo). Ambos tipos de conjuntivitis suelen presentar legañas verdes y su origen nace en virus y bacterias.

Epiescleritis en perros

La epiesclerótica es la parte más externa del ojo, es decir, el tejido blanco. La localización de la inflamación de esta zona suele lucir muy definida y se caracteriza por una coloración de la zona blanca. 

Otras causas de ojos rojos

Otras afecciones que puede sufrir un perro con ojos rojos son orzuelos, queratitis, alergia, úlcera corneal, glaucoma o heridas por contacto con espigas.

 ¿Cuándo acudir al veterinario?

El principal síntoma que requiere de una consulta al veterinario reside en los ojos rojos, si bien pueden sucederse otros síntomas tales como vómitos, diarrea, costras y legañas verdes o depresión.

El profesional veterinario realizará una oftalmoscopia para analizar el ojo en profundidad, además de consultar el historial y cuadro de síntomas para establecer un diagnóstico eficaz.

El tratamiento suele consistir en el uso de pomadas oftálmicas y colirios. La cortisona también puede administrarse en casos más graves.

En La Fortuna establecemos el mejor diagnóstico para tu perro con ojos rojos asegurando el mejor diagnóstico y tratamiento. No dudes en asistir a nuestros centros y realizar todas las consultas.