Conocer qué aromas repelen a tu amigo canino es interesante para ayudarle o para evitar que pase un mal rato. Este artículo te indica los olores que odian los perros para que estés al tanto.

Los canes tienen un sentido del olfato mucho más desarrollado que el nuestro. No en vano, los perros tienen entre 150 y 300 millones de células olfativas, mientras que un ser humano solo cuenta con unos 20 millones

Por otra parte, has de recordar que las percepciones positivas y negativas son diferentes en ambas especies. La principal idea es que, sea agradable o desagradable, un perro nota mucho más intensamente los olores

¿No crees que ese es motivo suficiente para evitarle a tu amigo peludo un mal rato? Para ello, sigue leyendo y descubre cuáles son los olores que no les gustan a los perros.

Cítricos

El olor a cítricos es el que más odia un perro por su intensidad. Un aroma a cítricos siempre es penetrante y te puedes imaginar lo que supone para un perro cuyo olfato está 40 veces más desarrollado que el nuestro. Si quieres evitar que tu compañero sienta ese desagradable fragancia, no utilices estos productos para la limpieza.

Alcohol antiséptico

Es posible que se te ocurra utilizar alcohol antiséptico para curar heridas de tu perro. No es recomendable que apliques este producto porque el alcohol tiene un olor profundamente desagradable para tu amigo peludo. Hay otros productos antisépticos que pueden conseguir el mismo efecto. 

Los perros tienen una capacidad olfativa mucho más intensa que la de los seres humanos, así que mejor que lo alejes de los olores que no les gustan.

Amoniaco

El amoniaco es un producto de limpieza que tiene una gran eficacia pero un olor profundamente repulsivo, tanto para los humanos como para los perros. Si vas a utilizar este producto, lo conveniente es que tu perro no esté en casa durante unas horas.

Vinagre

El vinagre, en especial de manzana, es útil para lavar a tu amigo y evitar que orine en casa. Eso sí, es importante que sepas que ese olor no le gusta. Puedes utilizar el vinagre mezclado con champú y será efectivo, siempre que no apliques la solución sobre la cabeza. 

Perfume

Es uno de los olores que odian los perros, aunque te pueda extrañar. Si has probado alguna vez a ponerles colonia o perfumes, verás cómo se revuelven para quitárselo de encima. La idea es que, cuando bañes a tu amigo, no le pongas ninguna fragancia para evitarle un disgusto (incluso si huele a perro mojado).

Chile o ají

El olor del chile o ají resulta desagradable para los perros (incluso puedes llegar a tener  afecciones respiratorias o de irritación). La principal alternativa para que no tengas problemas es que no lo utilices delante de él o, al menos, no dejes que tu cuadrúpedo compañero lo huela de cerca. 

Laca de uñas o quitaesmalte

El olor de la laca de uñas es extremadamente repulsivo para los perros por la combinación de elementos químicos que posee (alcohol, formaldehído y nitrocelulosa). Si tu perro llega a olerlo, lo más probable es que estornude y le pide la nariz.

Naftalina

La naftalina tiene un olor desagradable, tanto para bípedos como para cuadrúpedos. Otro aspecto importante es que la sustancia es en extremo tóxica y puede crear problemas a tu perro si la ingiere. Por lo tanto, el consejo que te damos es que alejes este compuesto de tu perro. 

Cloro

El cloro es uno de los productos químicos desinfectantes por excelencia, uno de los olores que nos les gustan a los perros, y además, es altamente tóxico. Si utilizas este compuesto para la limpieza, asegúrate de que tu amigo peludo está lejos durante un buen rato.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales son muy saludables y tienen propiedades regeneradoras. Lo que sucede es que el olor, por su consistencia e intensidad, no suele ser muy del agrado de las mascotas. El mejor consejo que te damos es que tu perro no esté cerca  cuando utilices este producto.

Los olores que odian los perros son, como ves, muy variados, por lo que lo mejor es que les alejes de los productos que los originan. Comparte este artículo en tus redes sociales para que otros propietarios estén informados de por qué sus mascotas no entran en casa cuando acaban de limpiarla con fregasuelos aroma a limón.