El parvovirus en perros es una de las enfermedades más peligrosas que puede padecer tu mascota. Si bien es más común en cachorros, también se puede dar en ejemplares adultos. ¿Quieres saber cuáles son los síntomas y el tratamiento de esta enfermedad? No dejes de leer este texto.  

¿En qué consiste esta enfermedad?

El parvovirus canino es una afección vírica que destaca por su rápida capacidad de reproducirse y causar otras enfermedades. Lo más habitual es que se instale en los intestinos, pero puede llegar al corazón y al feto (si una hembra está embarazada).

El parvovirus en perros es una enfermedad infecciosa que suele concentrarse en los intestinos y que es potencialmente mortal.

Uno de los principales problemas de esta enfermedad es que la detección es tardía. Por lo tanto, se hace imprescindible que, cuanto antes, visites al veterinario ante el menor síntoma. Esta es la mejor manera de minimizar los riesgos para tu compañero.

Los siguientes aspectos, referidos a la sintomatología y al tratamiento, son muy importantes. Lee con atención, porque esto puede ser decisivo para la salud de tu mascota.

Síntomas del parvovirus canino

Los síntomas del parvovirus son varios pero el más fácil de reconocer es una diarrea sanguinolenta. Por otra parte, los perros también padecerán vómitos, fiebre, deshidratación, pérdida del apetito y malestar general. Lo malo es que es fácil confundir esta dolencia con otras muchas cuyos síntomas son similares. 

Un aspecto relevante es que estos síntomas tardan en manifestarse y, normalmente, lo hacen cuando la infección ya está extendida. Es cierto que en los cachorros será más fácil de distinguir, mientras que en un perro anciano se puede confundir con apatía. 

Tratamiento del parvovirus en perros

El tratamiento de la enfermedad es complicado porque se confunde con envenenamiento o gastroenteritis. Eso sí, puedes vacunarlo hasta las 8 semanas. Ese es el principal motivo por el que conviene contar con un diagnóstico y llevar al perro al veterinario cuanto antes porque el animal puede fallecer en pocas horas.

No existe una alternativa única de tratamiento para el parvovirus, ya que dependen de cada caso. Algunas de las medidas que se toman son la rehidratación urgente, transfusiones de sangre, fluidoterapia, antibióticos, antieméticos, tamiflu y potasio

El parvovirus en perros es potencialmente letal y por eso conviene que cuentes con una información útil para evitar esa situación. ¡Comparte este artículo en tus redes sociales para ayudar a nuestros amigos peludos!