Perros y playa: Consejos para disfrutar este verano con tu mascota

perros-playa

Llega el verano y a los propietarios de mascotas les surgen dudas relacionadas con perros y playas. ¿Cuál es la normativa relacionada? ¿Se puede ir a disfrutar de un día de sol, acompañados de nuestro mejor amigo?

 

La normativa en curso

La capacidad de legislar sobre las playas la tienen los Ayuntamientos de los distintos municipios. Lo mejor para asegurarnos es es consultar las ordenanzas municipales de Tenencia de Animales Domésticos y Aprovechamiento de Playas.

La Ley de Costas es la que regula los diferentes temas de Urbanismo y Medio Ambiente, dejando a competencia de los Ayuntamientos temas de uso, salubridad e higiene. Con ello se integra la regulación de la presencia de perros en las playas.

Hay que recordar que, hace algunos años era impensable contar con una playa para perros. Con la llegada del verano, los propietarios de mascotas tenían que buscar soluciones para la organización de sus vacaciones en la playa. Y a la vez, dejar sus perros en algún lugar o a cargo de personas de confianza.

En la actualidad todo eso ha ido cambiando y se ha incrementado el número de playas españolas a las que puede accederse con perros. Aunque haya playas autorizadas, es muy importante que los propietarios de estos animales estén concienciados de los problemas que podría causar la presencia de sus mascotas.

 

normativa-perros-playa

 

Crema solar para perros y otras medidas antes de salir

Antes de salir de casa, lo primero sería comprobar que la playa que hemos elegido para pasar el día con nuestro perro, está habilitada para ello, es decir, permite la entrada de los canes.

Igual que preparamos nuestra mochila, también prepararemos la de nuestro amigo canino. ¿Qué cosas tiene que llevar esta peculiar bolsa de playa? Son imprescindibles algunos enseres, como los papeles del animal, su bebedero y agua suficiente. Necesitará mucha cantidad, pues no parará de moverse. Así como premios para potenciar su comportamiento, algo de comida, y algún juguete de los que flotan en el agua.

Las bolsas para recoger las necesidades de nuestro perro son otro de los elementos indispensables para pasar un buen día de playa. Un mínimo urbanismo ciudadano nos exige ayudar a que esté todo limpio, higiénico y en las mejores condiciones. De esta manera, todos, perros y humanos, disfrutaremos de la playa. Es nuestra responsabilidad.

El sol es muy agresivo, sobre todo en verano, con las altas temperaturas. Lo es para las personas, y también lo es para nuestros perros. Es importante, igual que ocurre con nosotros los humanos, llevar en la mochila de nuestra mascota su crema solar, específica para perros. Se lo aplicaremos en las partes de su cuerpo con menos pelo y menos proporción de pigmentación.

Si además nuestro amigo peludo tiene sus patas delicadas, también es aconsejable llevar un protector para sus almohadillas.

 

crema-solar-para-perros

 

Una vez en la playa

Un lugar de sombra es un elemento fundamental para el perro que nos acompaña. Aunque tengamos costumbre de tomar mucho el sol, el animal tiene que tener un espacio para descansar a la sombra.

El agua del animal tiene que estar a la sombra, y su comida también. Tenemos que tener cuidado de que no tome agua del mar. Sobre todo, en el caso de que el animal no tenga experiencia, ya que tratará de beber agua marina para hidratarse y ello puede ser perjudicial para su salud.

En el momento del baño, lo ideal es buscar una zona no muy profunda y con pocas olas. Hay otros peligros para nuestro perro, como es el caso de medusas, erizos, etc.

 

La vuelta a casa

Una vez de nuevo en casa, tenemos que eliminar restos de arena, de salinidad y de polvo de nuestro perro, protegiendo así su piel y pelo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-05-29T10:59:04+00:00