Los perros son amigos de oler y comer las plantas que les rodean, pero hay algunas de las que es preferible alejarlos. Este artículo te indicará cuáles son las plantas tóxicas para perros que tu amigo tiene que evitar.

Las principales plantas tóxicas para perros

El narciso de otoño es la planta más peligrosa para tu perro por su alta toxicidad y (en ocasiones) su efecto retardado.

Conocer las plantas venenosas para los perros es importante, sobre todo, si tu amigo vive en un espacio cerrado. Es bueno que elijas bien las de interior para evitar problemas. Lo mismo tendrías que hacer en tu jardín, sobre todo con cachorros, porque los adultos pueden reconocer plantas tóxicas por los olores.

Por otra parte, hay que señalar que, al igual que ocurre con los gatos, la toxicidad de las plantas en el caso de los perros es variable. Hay especies de plantas mortales para los perros, como el narciso de otoño, mientras que en otras el perjuicio no pasará de una leve irritación. Estas son las especies más peligrosas:

1. Narciso de otoño

El narciso de otoño es extremadamente tóxica, potencialmente mortal y tiene el riesgo añadido de que los efectos no son necesariamente inmediatos. Ingerir esta planta comportará problemas respiratorios, insuficiencia renal, vómitos y daños en el hígado.

2. Flor de Pascua

La flor de Pascua es una de las plantas que menos gustan a los perros, pero su toxicidad es limitada. Los principales síntomas negativos que generará son vómitos o irritaciones que son fáciles de tratar. Eso sí, si es posible, mejor que la tenga lejos.

3. Aloe

La savia del aloe es tóxica y, si tu perro la ingiere, lo más probable es que sufra irritaciones, tanto en la piel como en las mucosas. Eso sí, para llegar a este punto es necesario que se mastique la planta. Así que, si tienes un perro en casa, mejor evita su cultivo.

4. Hierba mora

La hierba mora es una planta que afecta al sistema nervioso de los perros por la solanina que contienen los frutos y las hojas. Los principales síntomas cuando se ingieren son vómitos, somnolencia, diarrea, pupilas dilatadas, fiebre y debilidad generalizada.

5. Costilla de Adán

La costilla de Adán es tóxica para los perros, sobre todo en las membranas mucosas. Los principales síntomas son irritación externa, picores, hinchazón y, en casos extremos, parálisis en la lengua. Esta es una de las especies que nunca tendrías que colocar en tu jardín.

6. Cyclamen

El cyclamen es altamente tóxico por la ciclamina que contiene, con efectos purgantes. Los síntomas que puede padecer tu perro si come su flor o sus raíces son desde vómitos a diarreas, pasando por problemas renales, convulsiones, malestar parálisis generalizadas. Esta planta puede llegar a ser mortal.

7. Kalanchoe

El kalanchoe es una de las plantas más venenosas para los perros, sobre todo la flor. Por eso conviene que no la instales como planta de interior. Los principales problemas que provoca si se come son vómitos, diarreas, ataxia, temblores, arritmias y, en casos extremos, muerte súbita.

8. Lirio de los valles

El lirio de los valles puede resultar problemático para tu mascota. Los principales efectos tóxicos van desde convulsiones a diarreas, vómitos o arritmias. Si se trata a tiempo no tiene por qué haber grandes problemas, pero es imprescindible visitar a un profesional.

9. Adelfas

Las adelfas son plantas de exterior que crecen fácilmente en climas mediterráneos. Si tu perro las come, padecerá vómitos y una ralentización del pulso. En casos extremos, pueden llegar a ser mortales, así que conviene que tu amigo no las tenga cerca.

10. Marihuana

La marihuana es una planta con altos niveles de THC, una sustancia psicoactiva. Si un perro la come, se sentirá desorientado, tendrá ataxia, somnolencia, ojos vidriosos, alteración nerviosa, midriasis, temblores e hipotermia. Esta sustancia no es mortal en pequeñas dosis.

11. Hiedra

La hiedra es tóxica, tanto en el talle como en las hojas. Los principales síntomas si tu perro la come son daños renales, hepáticos, vómitos, picor, irritación y problemas respiratorios. Por tanto, lo ideal es no tener esta planta en tu casa para evitar problemas.

Hay multitud de plantas potencialmente tóxicas para perros pero es aconsejable que tengas especial atención con estas especies. Comparte este artículo en tus redes sociales para ayudar a otros amantes de los animales a evitarlas.