Qué puedo hacer si mi perro se empacha. Indigestión en perros

indigestion-perros

Ahora que vienen las fiestas navideñas, con grandes celebraciones, comidas y cenas en cantidad, y tenemos tendencia a comer más de la cuenta y sufrir empachos e indigestiones, tenemos que acordarnos de nuestra mascota. Él también se empacha y puede tener una indigestión. Resolvemos tus dudas tipo: mi perro tiene indigestión, mi perro está indigesto o mi perro se empacho.

Causas del perro con indigestión

Una causa bastante frecuente de que tu mascota tenga una indigestión, es que haya comido sobras o restos de comida humana. Muchos alimentos que tomamos los humanos, para los perros son perjudiciales y pueden provocarles problemas digestivos.

Siempre que consideremos que nuestro perro se merece alguna recompensa, lo mejor es que elijamos una golosina especial para mascotas. Darle alimentos o golosinas ideadas para personas puede perjudicar su estómago.

 

Indigestión o empacho en perros: Síntomas 

Si tu perro ha tomado un exceso de comida y está empachado, o bien ha tomado un alimento fuerte, no apto para él, o en mal estado, puede tener empacho, irritación intestinal o indigestión.

El primer síntoma que vas a percibir en tu amigo es que, cuando haya pasado un rato desde su comida, vomite. Incluso puede vomitar sin haber ingerido ninguna clase de alimento.

Además de  los vómitos y diarreas, observarás que el animal está más desganado de lo habitual, débil y sin fuerzas. Estos problemas digestivos pueden acompañarse de dolores y molestias estomacales. Es normal que el perro adopte posiciones que alivie su dolor.

 

perro-empachado

 

¿Qué hacer si mi perro está empachado? Cómo actuar en caso de indigestión

  • Lo primero es no volver a darle nada de comer hasta 12 horas después de que haya vomitado. Si pasa este tiempo y no vuelve a vomitar, puedes ir proporcionándole como una octava parte de su ración habitual, para que su estómago vaya recuperando poco a poco su ritmo. La dosis normal se la darás cuando pasen dos o tres días.
  • Es muy importante que tu perro tenga el agua suficiente. Lo mismo que ocurre con los seres humanos, en los vómitos y las diarreas se pierde mucho líquido del organismo, y hay que reponer. Puede ocurrir que el animal se encuentre con mucha necesidad de agua, ingiera mucha de golpe y vuelva a vomitar. Lo más adecuado para su rehidratación es cambiar su cuenco de agua cada hora con cantidades moderadas.
  • Si no cesa de vomitar o aparece sangre en sus vómitos o en las heces, debes llevar a tu mascota al veterinario lo antes posible, y así descartarás otros problemas. Tener digestiones muy pesadas, un exceso de grasas o grandes empachos por la comida pueden originar en tu perro úlceras, inflamaciones de páncreas, e incluso la denominada pancreatitis, o torsión de estómago, que podría incluso acabar con la vida del animal.

Comer lo justo

Es muy importante que tu perro coma lo que necesita y no más. Una dieta que no sea la apropiada para él es el enemigo más nocivo para su aparato digestivo.

Además de alimentos adecuados, también es muy importante que las cantidades sean las correctas.

Otros consejos para prevenir la indigestión en perros

  • No hay que dar sobras de comida humana a los perros. Es un error muy extendido. Lo mejor es que tome su propia comida.
  • No dejes que tu perro coma con demasiada rapidez. Tomar alimentos con ansiedad es otro de los motivos de indigestiones y empachos.
  • Es importante que nuestra mascota no realice ejercicio físico nada más comer. Lo ideal es que esté inactivo una media hora.

Es muy importante que tanto en cachorros como en razas mini, no esperar, sino que a los primeros síntomas acudas al veterinario ya que los cachorros son muy sensibles a la deshidratación y las razas mini tienen riesgo de hipoglucemia muy alto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-05-29T11:08:57+00:00