Los peces también contraen diversas afecciones y una de las más temidas es la enfermedad del punto blanco. Te contamos en qué consiste y cómo tratarla.

¿Qué es el punto blanco en los peces?

El punto blanco es una enfermedad en los peces provocada por un protozoo conocido como Ichthyophthirius multifilis. Se trata de una patología habitual que puede afectar a todos los peces de un acuario, especialmente a aquellos carentes de defensas debido a factores como el estrés, la mala calidad del agua o la alimentación.

Síntomas de esta enfermedad

Los síntomas son muy evidentes ya que la enfermedad se caracteriza por la presencia de puntos blancos en el cuerpo de los peces. Además, los peces contagiados de esta enfermedad se muestran más nerviosos y nadan más rápido.

El tratamiento del punto blanco es esencial, ya que el pez puede empezar a frotarse con otros objetos para aliviar el picor, sufrir dificultades respiratorias, falta de apetito y sueño, e incluso morir.

Evolución de la enfermedad

Cuando existe punto blanco en un acuario el protozoo se adhiere a la piel del pez, formando una capa inflamatoria gruesa a fin de aislarlo. Por ese motivo, los medicamentos no hacen efecto en esta etapa. Una vez que el protozoo madura, se suelta y se cae al fondo del acuario para multiplicarse por cientos dentro de un quiste conocido como trofonte. La multiplicación del protozoo es mucho más rápida en temperaturas altas (23ºC). Si el agua está más fría, el protozoo se ralentiza.

Cuando el trofonte está listo se abre y deja escapar cientos de nuevos parásitos en busca de un nuevo pez al que adherirse y no sobreviven 48 horas si no consiguen fijarse a la piel de un pez. El ciclo dura generalmente desde 4 días hasta varias semanas.

Tratamiento del punto blanco

Elevar la temperatura del acuario a unos 27ºC para acelerar el ciclo vital del parásito. Este margen permite aplicar los medicamentos para eliminar los protozoos como la formalina y el verde malaquita durante unos 7 días. El uso de estos medicamentos requiere retirar el carbón del filtro y apagar filtros UV. 

Retirar todos los peces del acuario, elevar la temperatura a 30ºC y dejar pasar unos 4 días para asegurar que los protozoos han muerto. Procura cambiar por completo el agua a los 2 días en el tanque donde se han trasladado los peces para no reintroducir la enfermedad. 

Acudir a tu veterinario de confianza para establecer un diagnóstico concreto y para que te aconseje un medicamento para el punto blanco de tus peces.

Y ahora que ya sabes en qué consiste la enfermedad del punto blanco en los peces, debes saber que en La Fortuna te ayudamos con cualquier duda respecto a tus amigos acuáticos.