¿Alguna vez has estado comiendo una pera o una manzana y te has dado cuenta de que tu mascota te mira fijamente? Partiendo de la base de que algunos cuadrúpedos nos miran así al comer cualquier tipo de alimento, estos en concreto… ¡también les gustan! Para saber cuándo puedes compartir un pedacito con ellos, te decimos qué frutas pueden comer los perros. ¡Toma nota!

Bríndale a tu mascota un extra de vitaminas A, B1, B2, C y E, fibra y… ¡jugosidad! Esta fruta es buena para los perros y además le encantará como premio, por lo que le puedes dar uno o dos daditos (según las dimensiones del animal) tanto pelados como con piel.

Manzana: una bomba de salud

Fibra, vitaminas, potasio y otra fantástica serie de nutrientes en forma de manzana están esperando para mejorar la salud de tu perrete. Evita darle más de una fina rebanada y nunca dejes que se coma el tallo o las pepitas, ya que pueden ser tóxicos para él.

Sandía: máxima hidratación

En verano tu mascota va a agradecer tanto como tú un trocito de sandía (siempre sin corteza y sin pepitas). Además de una sabrosa fuente de hidratación, esta es una de las frutas para perros que más fibra, minerales y potasio aportan.

Melón: vitaminas A y E

La vitamina A del melón ayuda a mantener la hidratación en las mucosas y la piel del perro, mientras que la E resulta un completo antioxidante. Esta fruta también es diurética y tiene propiedades laxantes (aunque muy suaves). Dale una fina rodaja sin pipas ni corteza.

Mora: gran antioxidante

La mora es otra de las frutas buenas para los perros por su gran poder antioxidante, vitamina C y fibra. Además, también posee zinc, selenio o omega 3. En función de lo grande o pequeño que sea tu peludo amigo, dale como premio entre 2 y 6 piezas.

Arándano: poder de vitamina C

Este fruto con gran concentración de vitamina C reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y tiene una gran capacidad antioxidante. Además, ayuda a prevenir infecciones urinarias y la formación de piedras. Dale entre 2 y 6 piezas a tu mascota a modo de chuches.

Fresa: vitaminas del grupo B

Aunque también pueden comer estas frutas los perros, las que nos quedan por nombrar no son de las favoritas de nuestros cuadrúpedos compañeros por su sabor ácido, en general son muy beneficiosas para su salud . Las fresas, en concreto, son una gran fuente de vitaminas B1, B2, B3, B6 y B12. En función del tamaño de tu mascota, puedes darle de 2 a 5 piezas.

Kiwi: fuente de minerales

Aunque algunos piensen lo contrario, esta fruta no está dentro de la lista de los alimentos que sientan mal a los perros.

De hecho, les brinda un fantástico aporte de vitamina C, fibra, potasio y betacarotenos. No obstante, si le das una o dos rodajas no olvides nunca quitarle la cáscara.

Naranja: sabor cítrico

Aunque los cítricos pueden ser perjudiciales para los gatos, no ocurre lo mismo con los perros, a los cuales esta fruta puede aportar vitamina C, antioxidantes y mucha hidratación. No obstante, siempre hay que darles los pedazos en rodajitas sin la cáscara y sin pepitas.

Plátano: un aporte de potasio

El contenido en potasio que tiene el plátano no nos sorprende a estas alturas. Lo que sí puede hacerlo es la capacidad que posee esta sustancia para cuidar los huesos de tu mascota. Por otra parte, el plátano cuenta con vitamina B6 y C. Dale, como mucho, un taquito (sin piel) de un par de centímetros.

Con estas frutas que pueden comer los perros sin ningún problema ya puedes enriquecer la dieta de tu cuadrúpedo amigo. ¿No crees? Darle como premio este tipo de alimentos en lugar de los industriales puede suponer un gran cambio en su salud. Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos que también tienen mascota conozcan esta posible ampliación en su dieta.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email