fbpx

Reptiles domésticos que puedes tener en casa como mascota

Cuando hablamos de mascotas la mayoría de las personas piensan en perros o gatos. Pero otras pueden pensar en serpientes, iguanas y tortugas. ¿Por qué no? Para todas ellas, hoy vamos a hacer una recopilación de los principales reptiles domésticos fáciles de cuidar en casa.

Las tortugas de agua, las iguanas o los camaleones son algunos de los mejores reptiles para tener en casa por los sencillos cuidados que necesitan y su docilidad.

Cuando son pequeños estos animales pueden estar en terrarios, ya que apenas miden unos 10 centímetros. Sin embargo, si se le dan los cuidados adecuados, esta especie puede llegar a medir nada menos que 2 metros.

Por tanto, debes tener en mente un lugar de grandes dimensiones donde alojar a esta mascota cuando sea adulta.

Además, ten muy presente que necesitará una temperatura y una humedad apropiada para que esté a gusto, tal y como estaría en su hábitat natural.

Camaleón: déjale que trepe

Este simpático reptil llama la atención por su capacidad para mimetizarse con el entorno. Pero otra de sus principales características es su talento para trepar por las ramas de los árboles, una de sus actividades favoritas.

Por eso te aconsejamos que lo mantengas en un terrario lo suficientemente amplio y, sobre todo, alto, para tener ramas y zonas para escalar. Al igual que ocurre con la iguana, las condiciones de temperatura y humedad de los camaleones deben estar muy controladas para que se sienta como en casa.

Tortuga de agua: mascota de por vida

Si se le brindan los cuidados que necesita (que son muy sencillos), estos reptiles de mascota pueden ser para toda la vida, ya que son muy longevas. Mientras cuides su acuaterrario y su alimentación, tendrás compañera para rato.

Gecko: un lagarto muy mono

Estos pequeños animales (apenas llegan a los 20 centímetros, incluyendo la cola) tienen los ojos relativamente grandes para ser lagartos, lo cual explica sus hábitos nocturnos (aunque hay algunas especies de gecko que son diurnas).

Su vinculación con los seres humanos ha sido muy estrecha, pues los agricultores lo han valorado mucho por su dieta a base de insectos. Recuerda este dato alimenticio si estás pensando en tener uno de estos reptiles como mascotas.

Serpiente: elige bien la especie

Las serpientes generan a la vez fascinación y repulsión por sus movimientos, su forma y sus llamativos colores. Si estás pensando en tener una, lo mejor es que optes por alguna que sea especialmente tranquila y dócil. Según la especie cambian los cuidados, por lo que lo mejor es que te informes muy bien antes de meterla en casa.

¿Cuál de los tipos de reptiles domésticos de los que hemos hablado hoy va a convertirse en tu nueva mascota? Comparte este artículo en tus redes sociales y pregunta a tus amigos su opinión. ¿Qué animal crees que tendrá más aceptación?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
2019-05-22T17:35:13+02:00