Cómo controlar la temperatura de un acuario ¡Precaución en verano!

temperatura-acuario

 

En verano es muy frecuente que nuestros termómetros marquen fácilmente los 35ºC (¡cuando no 40!). ¿Crees que esto no afecta al líquido elemento en el que se mueven tus acuáticas mascotas? Por supuesto que afecta.

Intenta que tus peces pasen el período estival lo mejor posible con estos consejos sobre cómo controlar la temperatura del acuario.

 

 

Problemas derivados del aumento de los grados

Lo primero que debes tener presente es que si tienes peces catalogados como “de agua caliente” no quiere decir que sobrevivan a más de los 30ºC. De hecho, lo que significa es que estarán cómodos con unos 24-25ºC. En caso de que esos valores se superen, los peces pueden sufrir estrés o incluso la muerte si no se pone remedio.

Si tus mascotas no son de agua caliente, podrían soportar mucho peor el verano, por lo que tendrás que incorporar mecanismos para enfriar el acuario casi de manera obligatoria. Además, el aumento descontrolado de los grados centígrados a los que esté nuestra pecera baja el nivel de oxígeno disuelto en el agua. Este hecho aumenta la probabilidad de enfermedades y muerte de los peces (en algunas situaciones pueden fallecer en cuestión de minutos si no se soluciona el problema).

 

¿Cómo bajar la temperatura del acuario y aumentar el oxígeno?

Bajo ningún concepto incorpores hielo o elementos similares. De hecho, jamás se puede llevar a cabo un cambio tan grande y brusco, pues los peces podrían no soportarlo. Pero lo que sí podrías hacer es reducir las horas de luz (siempre teniendo cuidado de que las plantas que tengamos en la pecera no terminen muriendo) o abrir todo lo que puedas las tapas que cierran el acuario (esta opción no es para ti si tienes peces que puedan saltar).

 

temperatura-acuario

 

Pero la fórmula más eficaz para que el agua no suba de los 25ºC es instalar ventiladores en las tapas. El chorro de aire debe apuntar directamente a la superficie del agua para mantener la temperatura de un acuario estable. Por otro lado, este método también te ayudará a mejorar el intercambio de oxígeno.

Otra manera de aumentar la cantidad de O2 disuelto en el agua es instalando lo que se conoce como oxigenador. Se trata de una pequeña bomba de aire que genera burbujas que suben desde el fondo de la pecera y van removiendo la superficie. En general son muy sencillos de instalar y hacen que tus peces descansen en una confortable estancia acuática repleta de oxígeno.

 

Comparte este artículo con tus amigos para que sepan que en verano sus mascotas precisan de cuidados especiales. ¡Seguro que te lo agradecen! Y sus peces también.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-08-22T08:26:03+00:00