Tos de las perreras: Los síntomas

tos-en-perros

La llamada “tos de las perreras” se llama en realidad “traqueobronquitis infeccionsa canina”, y la conocemos también como gripe canina. Esta patología afecta únicamente a los perros. En realidad no es una enfermedad grave, salvo que se trate de cachorros o bien animales muy mayores. Su origen está en tres tipos de virus y una bacteria.

Tos de las perreras: Duración, tratamiento y síntomas

Cuando se ha detectado la existencia de los virus de la gripe canina debe acudir a su veterinario debido a que será necesario iniciar un tratamiento específico, con los que se combatirá la irritación producida en las vías respiratorias. El tratamiento no va a reducir el tiempo de duración de la enfermedad, pero surtirá efecto suavizando los efectos que produce y evitará posibles complicaciones como bronquitis, neumonías, etc.

En lo referido al contagio con humanos, aunque los síntomas de tos en un perro son similares a la gripe en las personas, no existe ningún riesgo de contagio del perro hacia sus dueños. Si el animal ya tenido una infección en las vías respiratorias recientemente, lo mejor es tenerlo durante quince días en un sitio cómodo y protegido para que no contagie a otros animales y generar una epidemia en su zona.

Conoceremos que el perro padece esta enfermedad por una tos muy seca y ronca, que parece nerviosa y permanente, y que origina un estado de ánimo muy depresivo en el animal. Normalmente la tos continúa con un vómito de saliva, como si tuviese en la garganta un objeto y lo estuviera intentando expulsar.

En función del estado avanzado de la enfermedad, esa tos puede durar días o semana, y se manifiesta de un modo más preocupante tras un esfuerzo físico o excitación, si el animal acaba de jugar o está nervioso por alguna razón, y sobre todo en el encuentro con el dueño si el perro ha estado tiempo solo.

Es posible también observar los síntomas de la gripe canina en la pérdida de peso y la indiferencia a la hora de comer, la pérdida de apetito. La duración de la enfermedad suele ser de unos 4 días.

tos-de-las-perreras-duracion

Riesgos de contagio

Es fácil que se produzca el contagio si están bajas las defensas. Es una enfermedad leve, pero contagiosa entre perros que están en el mismo espacio, simplemente con el aliento entre ellos, o bebiendo el mismo agua. Los virus se transportan en las microgotas de la tos del animal que padece la enfermedad. De esta forma, un perro puede contagiarse en muchos lugares de su día a día, en su paseo diario en el parque, en un ascensor donde ya ha estado otro animal contagiado, en su visita a la clínica veterinaria, en una residencia canina, etc.

La gripe canina puede evitarse vacunando al perro. Existen dos tipos de vacunas que tratan de inmunizar al animal frente a estos virus: las inyectables y las intranasales. Las intranasales son más efectivas gracias a su actuación en el flujo respiratorio, que es el foco de origen de la enfermedad. Sus efectos comienzan a funcionar a las 72 horas de su toma. Hay que tener muy presente que la vacuna no es un procedimiento curativo, y no tiene que aplicarse cuando el perro ya ha contraído la patología, sino tiempo antes para evitar el contagio.

Entre los consejos que pueden darse a los dueños de los canes, a nivel doméstico, está el evitar cambios bruscos de temperatura y aportar una alimentación completa y nutritiva.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email
2018-05-24T16:51:11+00:00